Transportistas de Huazalingo bloquearon la salida de vehículos oficiales de la Presidencia Municipal,la inconformidad es porque acusan a un empleado del ayuntamiento que chocó contra un vehículo de transporte y se negó a pagar los daños.

Por medio de un comunicado del ayuntamiento de Huazalingo, dio a conocer que derivado de los acontecimientos que se suscitaron el 26 de Septiembre en la cabecera municipal sobre los hechos ocurridos, las unidades no pueden salir.

El percance se suscitó entre las 20:00 y 20:15 horas de este jueves  en el que se vio involucrado una unidad oficial del ayuntamiento, Marca FORD 3.5, CON PLACAS HH-89-471, que era conducida por Ricardo H. J., chofer del Ayuntamiento de manera eventual y no de alguien en particular y una unidad tipo “estaquitas” de la ruta Huazalingo-Huejutla, marca NISSAN NP300 CON PLACAS de circulación A-45222-K, conducida por José Luis M. A., empleado de  Jacqueline Mendoza Mendoza, propietaria de dicha unidad.

Los hechos se registraron a la altura del COBAEH Plantel Huazalingo, cuando se abrió la puerta trasera de la camioneta FORD 3.5 alcanzando a la unidad de la ruta NISSAN NP300 propiciándole una pequeña abolladura en la salpicadera del lado del piloto y no un choque como lo se ha difundido en redes sociales, en ese momento el chofer de la unidad del ayuntamiento se ofreció a reparar el daño, ofreciéndole llevarlo con un hojalatero y cubrir los gastos necesarios; a lo cual, la propietaria se negó y exigió  la cantidad de 5 mil pesos por dicho daño, a lo que se le respondió que no se le podía otorgar dicho monto, puesto que la afectación era mínima y que su exigencia no correspondía a los gastos del daño sufrido. Posteriormente, la propietaria de la unidad afectada pidió una cantidad como mínimo de 4 mil 500 pesos.

La mañana del día 27 de septiembre al no acceder a sus exigencias, la profesora acudió con ayuda de los demás transportistas de la ruta Huazalingo-Huejutla para  bloquear la entrada y salida de las unidades del ayuntamiento, impidiendo la entrega de desayunos y el traslado de enfermos que requerían el servicio. Debido a este hecho, se procedió a escucharles en audiencia pública, en donde estuvieron las partes involucradas y se acordó reparar el daño como había propuesto en un principio el ayuntamiento, accediendo llevar la unidad dañada con un hojalatero quien estimó  la reparación en  mil 700 pesos.

El Ayuntamiento ha exhortado a sus colaboradores conducirse de manera respetuosa y responsable.

Comentarios

comentarios