Trabajadores de Procal 2000 abordaron al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador para pedirle su ayuda para solucionar el conflicto laboral con el ejido de Progreso.

Un grupo de trabajadores acompañados por sus familias y ejidatarios, se apostaron en las orillas de la carretera federal Jorobas- Tula para esperar al primer  mandatario que llegaría a la refinería de Tula.

Los trabajadores que están de huelga dese el pasado viernes y durante 3 semanas iniciaron un paro de labores; se apostaron en el crucero de Progreso, ahí con pancartas abordaron a López Obrador.

Jesús Antonio Peza Gómez Secretario general de la CROM sede Atotonilco de Tula, le entregó al Presidente de México un documento con los antecedentes  del conflicto y le solicitó su ayuda para que sea destituido de su cargo el comisariado ejidal de ejido de Progreso de Atotonilco.

El líder sindical detalló al Presidente que está solicitando su ayuda para que se logre un contrato colectivo de trabajo, el cual por ley tiene derecho y desde hace 21 días están en paro y desencadenó una huelga.

Explicó que la calera genera de un millón a un millón de pesos diarios, y que ellos no piden aumento, “no estamos pidiendo aumento, tenemos  siete años sin aumento, somos sindicalizados  y obreros, ahí están todos los obreros,  aquí hay mucho ejidatario del núcleo ejidal,  ejido progreso”, explicó.

López Obrador les pidió  que se trasladaran a la refinería de Tula donde se realizaría el evento del 81 aniversario de la expropiación petrolera, y ahí los canalizaría con alguien más.

Comentarios

comentarios