“Si alguien les ayudó –a escapar-, se va a aplicar todo el peso de la ley, sean quien sea”, así lo señaló el gobernador de Hidalgo Omar Fayad Meneses en referencia a los 9 reos que se fugaron ayer por la madrugada del CERESO de Tula.

En entrevista con los medios de comunicación durante su  gira de trabajo al municipio de Atotonilco de Tula,el mandatario  explicó que el operativo que se inició ayer después de la fuga y el ataque al CERESO de Tula, “hay un operativo que no ha acabado”, confirmó que  hasta el momento  han sido reaprendidos tres reos  de los 9 que se fugaron, además de personas que participaron en la fuga.

Sin dar detalles de los operativos y las detenciones, el mandatario estatal, anunció que ningún funcionario de su gobierno emitiría información, “nadie del gobierno, que no se el procurador, nadie debe de señalar nada respecto a la investigación, por que quien trae el hilo de la investigación, es la procuraduría”, dijo.

Mientras tanto, al interior de CERESO de Tula, continúan los trabajos para colocar nuevamente los portones que fueron derribados por la tanqueta, durante el ataque.

Soldadores trabajan para colocarla las puertas de más de 5 metros de altura; al exterior se mantiene un operativo para resguardar las instalaciones.

Comentarios

comentarios