La Unidad especializada en homicidios dolosos y narcomenudeo de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), presentó pruebas suficientes que sirvieron para probar ante la autoridad judicial la responsabilidad de una persona en homicidio doloso.

Los hechos que fueron investigados por esta representación social ocurrieron en Atotonilco de Tula, el 07 de junio de 2021, cuando el ahora sentenciado identificado como Julio César “N”, accionó un arma de fuego contra dos personas, a quienes privó de la vida.

Por lo ocurrido, la PGJEH inició con las investigaciones correspondientes mediante las que se reunieron datos de prueba suficientes con los que se estableció en ese momento la probable responsabilidad de la persona antes citada.

Ante un juez de control esta representación social solicitó la orden de aprehensión correspondiente, misma que fue ejecutada por elementos de la División de investigación.

En la audiencia inicial, el Ministerio Público solicitó al juez de control la vinculación a proceso del imputado, quien quedó sujeto a un proceso penal.

Al terminar el plazo de la investigación complementaria, un tribunal de enjuiciamiento determinó sentencia de 50 años de prisión para la persona investigada,  por homicidio calificado.

Al sentenciado se le impuso una multa, así como el pago por concepto de la reparación del daño.

Comentarios

comentarios