Foto: Cuartoscuro

Dos turistas que visitaban el Nevado de Toluca, en el Estado de México, se encuentran desaparecidos, luego de que un grupo armado los retuviera al interceptar y robar sus vehículos, en la parte más alta del volcán Xinantécatl. Una de las víctimas es de origen francés y la otra es el actor mexicano, Alejandro Sandí.

De acuerdo a los primeros reportes, el suceso ocurrió a las 8:00 horas este domingo 24 de noviembre, cuando una mujer y un hombre extranjero solicitaron ayuda en dos refugios distintos del Nevado, el testimonio de ambas personas coincide que al llegar a la parte más alta del volcán un grupo armado los despejó de sus vehículos y que sus acompañantes fueron secuestrados.

Vanessa Arias, de 29 años, declaró a las autoridades que unos sujetos los interceptaron cuando viajaban con su acompañante en una camioneta Jeep todo terreno, color blanco y placas del estado de Morelos; los presuntos delincuentes los habrían despojado de la camioneta, pero además se llevaron al actor Alejandro Sandí, de 39 años.

En tanto en un segundo refugio, un hombre de origen francés identificado como Matnieu, de 41 años, refirió que hombres armados interceptaron su camioneta Toyota gris, de la cual bajaron a sus acompañantes, menos al conductor de nombre Frédéric Michel, de 40 años, y quien también es francés.

Tras la denuncia, autoridades del estado de México junto con elementos de la Guardia Nacional implementaron un operativo para rastrar y ubicar las unidades robadas así como a las personas retenidas, sin embargo hasta el momento no han tenido éxito.

El Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, informó esta mañana que los responsables del secuestro, ya pidieron un rescate para la liberación de las víctimas, refirió que las investigaciones están avanzando y confió en que en las próximas horas de se resuelva el caso favorablemente.

Esta no es la primera vez que hay quejas sobre inseguridad en la zona turística, el 5 de enero de 2018, una familia fue asaltada por un comando que les impidió el paso cuando regresaban de su paseo. Alejandro Castillo, una de las víctimas, relató que un comando los interceptó en un camino de terracería, a un kilómetro del estacionamiento, y les quitó la camioneta en la que viajaban. La policía llegó 20 minutos después de que se le alertó, pero Alejandro dijo que sólo le pidieron sus datos, su vehículo apareció abandonado 48 horas después.

Comentarios

comentarios