Ante el descenso de temperaturas por la época invernal, la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH), insiste en la importancia de que la población blanco y en riesgo acuda a sus Unidades de Salud para demandar la vacuna contra la Influenza, elemento indispensable para evitar contraer la enfermedad.

De acuerdo al Coordinador Estatal de Enfermedades Respiratorias Agudas de la SSH, Héctor Farfán Téllez, la campaña de vacunación contra la Influenza continúa en todo el Sector Salud, pues es una de las medidas de prevención más efectivas sumadas a las higiénicas y de cuidado ante las bajas temperaturas como son:

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o utilizar gel con base de alcohol, al llegar de la calle, durante el día, después de tocar áreas de uso común, antes de comer, después de ir al baño y haber cambiado un pañal.
  • Al toser o estornudar, cubrirse la nariz y boca con el ángulo interno del codo.
  • No escupir. Si es necesario hacerlo, utilizar un pañuelo desechable, meterlo en una bolsa de plástico, anudarla y tirarla a la basura; después lavarse las manos.
  • No tocarse la cara con las manos sucias, sobre todo la nariz, la boca y los ojos.
  • Limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común
  • Para disminuir el riesgo de contraer enfermedades respiratorias e Influenza, reforzar las defensas con alimentos y complementos altos en vitamina C y A, así como beber abundantes líquidos.
  • Abrigarse bien al salir y evitar cambios bruscos de temperatura.
  • No saludar de mano o beso.
  • Vacunarse contra la Influenza

Sin embargo enfatizó, la población ha sido renuente a colocarse la vacuna que se aplica de manera gratuita y totalmente segura. En cifras señaló que de las 858 mil dosis disponibles, sólo se ha alcanzado una cobertura cercana al 50 por ciento, por lo que insistió en el llamado a la gente para acudir a solicitar el biológico.

Afirmó que uno de los principales mitos o miedos que la gente expresa, es que al aplicarse la dosis adquirirá la enfermedad, sin embargo explicó que la vacuna es una de las mejores herramientas para la protección, debido a la variación antigénica del virus. Está hecha por sub unidades purificadas del virus, por lo tanto no puede causar la enfermedad y por el contrario, genera inmunidad a casi el 80 por ciento de los vacunados a partir de la tercera semana de su aplicación, además si se enferman, disminuye la severidad del cuadro clínico y por lo tanto, el riesgo de morir por esta enfermedad.

Lo delicado añadió el especialista, es que además de no contar con la vacuna, la gente ha optado por la automedicación y tratamientos caseros, lo que podría no únicamente esconder el verdadero cuadro clínico sino complicar la situación médica del paciente, por ello insistió en que en caso de presentar fiebre, síntomas respiratorios y/o malestar general, no auto medicarse y acudir al médico para recibir tratamiento oportuno.

Comentarios

comentarios