Por segundo día consecutivo se manifestaron padres de familia de la escuela primaria 20 de noviembre ubicada en  la comunidad de Pedro María Anaya, municipio de Tepetitlán, los quejosos exigen   el reinicio de clases debido a que por supuestos problemas internos los profesores han suspendidos sus labores.

Los tutores  se apostaron a  las afueras del plantel y denunciaron que desde hace varios días, los catedráticos se disputan el puesto  de la dirección de la escuela, los catedráticos  han  tenido reunión internas durante  todo el  día dejando sin clases a  los más de 200 alumnos que estudian su educación primaria.

Cansados de esta situación los pobladores en su mayoría mujeres decidieron manifestarse, durante  dos días seguidos  cerraron en plantel y pidiendo que los problema internos  se resuelvan sin afectar a sus hijos.

Una de la madres  afectadas pidió la intervención del gobierno del estado para  obligar a los profesores regresar a  las  aulas a dar clases, “mi hijo tiene una semana  días sin clases, por que los maestros están en reunión, están en pleitos y dejan abandonados a nuestros hijos”, señaló una de las manifestantes.

“se están peleando por la dirección, una maestra dice que le toca a ella ser la directora y que le enviaron a un maestro que no cumple con los requisitos, pero eso no es nuestro problema, nuestros hijos están perdiendo clases”,  explicó otra de las afectadas.

Las mujeres señalaron que los profesores en desacuerdo  alegan que su sindicato no les respetó  dos estatutos que indica  que tiene preferencia de subir de puesto  los profesores con mayor antigüedad en el plantel.

Al lugar de la manifestación  acudió  Jaime Salomón Leal  representante de gobernación en la región de Tula, quien dialogó con las mujeres, y les explicó que el problema no es  de competencia de la secretaria de educación pública de la entidad, sino del Sindicato Nacional de Trabajadores de la educación (SNTE), el cual tendrá que intervenir en el conflicto.

Pidió a los padres exponer su problema al SNTE a través de una carta, y los invitó  a  permitir que este miércoles renuncien las clases.

Con esta explicación  los manifestantes acordaron enviar este miércoles nuevamente a sus hijos a clases y  exponer el problema ante los dirigentes del SNTE en el estado. 

 

Comentarios

comentarios