Santos dominó pero se quedó en el camino, Monterrey bicampeón de Concachampions

Los Rayados del Monterrey cayeron 2 – 1 en la Comarca Lagunera en juego dominado por Santos, sin embargo ganaron 2 – 3 en el marcador global y se convirtieron en bicampeones de la Liga de Campeones y Subcampeones de la Concacaf.

Lo más importante para el equipo regio, que también es candidato para alzarse con los máximos honores en el campeonato mexicano, es que lograron su segundo boleto consecutivo al Mundial de Clubes, que se llevará a cabo a finales de año.

En la fase de grupos, la Pandilla calificó en primer lugar de su sector con cuatro triunfos y dos derrotas, a manos del Seattle Sounders en la capital neoleonesa y de visita con el Comunicaciones de Guatemala, por lo que su rendimiento fue del 66 por ciento.

Por su parte los de la Comarca Lagunera  tuvieron un mejor rendimiento con cuatro victorias, un empate y un tropiezo, para terminar en la cumbre del grupo con 72 por ciento. La derrota fue ante el conjunto de Isidro Metapán de El Salvador.

El partido

Una nueva Final llenó las gradas del TSM Corona, los Guerreros de Santos Laguna saltaron en busca de dos goles para empatar a los Rayados de Monterrey en la Liga de Campeones de la Concacaf con todo el apoyo de su afición.

Santos dio el primer aviso al minuto nueve, Christian Suárez recortó al centro desde la banda izquierda para detonar un cañonazo violento que obligó el lance de Jonathan Orozco para desviar la redonda. Los Guerreros estaban encima de los regiomontanos, un nuevo disparo al arco rayado encontró en el camino el guante de Jonathan Orozco para evitar la inauguración del marcador por parte de Darwin Quintero al 17’.

El mismo Quintero se perdió una muy clara al 25’. El Guti Estrada mandó tirocentro cruzado que Orozco alcanzó a rasguñar provocando que Quintero no conectara correctamente y la de gajos no quiso entrar. El partido parecía una película con sólo dos protagonistas, el cancerbero de Monterrey volvió a sacarle una pelota de gol a Quintero que de media vuelta había rematado al 34’.

Jonathan Orozco estaba enorme bajo los tres palos visitantes, al 37’ voló una vez más para meterle las manos a un obús de Jorge El Guti Estrada; la afición albiverde quería cantar el primer gol antes del descanso.

La suerte no estaba con los de La Comarca, el TSM Corona vibraba con cada llegada de los Guerreros pero la esférica no entraba; al 42’ Oribe Peralta cubrió pelota en el área de Orozco, se hizo espacio y girando disparó, el balón se fue a centímetros del poste.

Cuando parecía que las dos escuadras se irían al descanso empatados a cero goles apareció Daniel Ludueña, El Hachita le metió pasión a su botín derecho para colgar la redonda del ángulo decretando el uno a cero de Santos al 45+2’.

Para la segunda mitad los de Torreón salieron con la misma intensidad y pronto encontraron su recompensa. Christian Suárez desbordó por la derecha y envió servicio al área que Orozco alcanzó a desviar, pero Oribe Peralta midió la trayectoria prendiendo de volea el balón y hundiéndolo en la horquilla con el dos a cero y el empate en el global.

Monterrey intentó reaccionar, Aldo de Nigris se animó desde la media luna al 61’ con remate sin potencia que llegó tranquilamente a las manos de Oswaldo Sánchez; el guardameta guerrero había sido al momento sólo un espectador del juego.

Al 71’ Walter Ayoví le pegó con tubo a una pelota desde larga distancia que terminó rozando la escuadra por fuera; los Rayados ya estaban en territorio santista buscando descontar.

Los pupilos de Víctor Manuel Vucetich se dieron cuenta que estaban viviendo su mejor momento del partido y empujaron hasta que Neri Cardozo encontró un resquicio en la zaga coahuilense y definió por encima de Oswaldo al 82’; la pizarra estaba dos a uno aunque en el Global Monterrey ya ganaba tres a dos. El Mundial de Clubes estaba cerca de La Pandilla. El silbatazo final dio la corona a los Rayados de Monterrey sobre los Guerreros de Santos Laguna.

Comentarios

comentarios