Por falsear información en licitaciones gubernamentales, la Secretaría de la Función Pública (SFP) inhabilitó por dos años y medio e impuso una  multa de un millón 500 pesos a las empresas farmacéuticas “Lomedic” y “Laboratorios Solfrán”, propiedad de Carlos Lomelí, ex delegado del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador en Jalisco.

La dependencia que encabeza Irma Eréndira Sandoval señaló que estas sanciones son el resultado de una minuciosa investigación en las que se identificó que ambas firmas falsearon información al participar en contrataciones públicas.

“Las dos empresas manifestaron que no contaban con ningún integrante que fuera servidor público, cuando en realidad una persona que en ese momento era diputado federal era integrante de las mismas, lo que incumple con la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público”, informó la SFP:

Asimismo la dependencia federal exhortó las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, Fiscalía General de la República, así como las empresas Productivas del Estado, gobiernos estatales y municipales de abstenerse a realizar cualquier negociación con dichas empresas farmacéuticas.

Carlos Lomelí médico de profesión  fundó su primera empresa farmacéutica en 1999; siete más tarde se convirtió en precandidato del PRD para gobernar Jalisco; de 2015 a 2018 fue diputado local y representante estatal de Morena.

En julio de 2018, luego de perder la gubernatura de Jalisco, Lomelí fue designado por López Obrador como superdelegado del estado, en donde vigilaba los programas de desarrollo; sin embargo en julio de 2019 anunció su renuncia luego de haber sido señalado por supuesto conflicto de interés en licitaciones gubernamentales de medicamentos.

A Lomelí Bolaños se le acusa de tener una red farmacéutica conformada por nueve empresas dedicadas a la venta de medicamentos además la Secretaría de la Función Pública tiene siete investigaciones en su contra por probables conductas irregulares, que van desde cohecho, conflicto de interés, enriquecimiento oculto y tráfico de influencias.

Comentarios

comentarios