Los ocho militares acusados por la Fiscalía General de la República (FGR) de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa, salieron de prisión del Campo Militar 1-A, durante la madrugada de este miércoles 24 de enero; por lo que a partir de ahora llevarán su proceso en libertad.

El pasado 20 de enero, Raquel Ivette Duarte Cedillo, jueza segunda de Distrito de Procesos Federales en el Estado de México, resolvió revocar la prisión preventiva oficiosa contra los militares al considerar que la Fiscalía General de la República (FGR) no justificó la medida cautelar.

Luego de estar en prisión desde junio del año pasado, Gustavo Rodríguez de la Cruz, Omar Torres Marquillo, Juan Andrés Flores Lagunes, Ramiro Manzanares Sanabria, Roberto de los Santos Eduviges, Eloy Estrada Díaz, Uri Yashiel Reyes Lazos y Juan Sotelo Díaz, seguirán su proceso en libertad tras dejar una garantía económica de 50 mil pesos y entregar sus pasaportes, además deberán presentarse los días 1 y 16 de cada mes ante el juzgado de distrito, para la firma del libro de procesados.

Asimismo, tienen la prohibición de salir del país y de acercarse al estado de Guerrero, dónde se registró la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, así como la prohibición de convivir, acercarse o comunicarse con víctimas o testigos protegidos, siempre que no afecte el derecho de defensa.

Los militares fueron liberados tras obtener un amparo por parte del Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal de la Ciudad de México, que ordenó revisar su medida cautelar.

Durante el juicio de amparo, la FGR no interpuso ninguna impugnación para intentar frenar que los militares fueron liberados. Sin embargo, “rechazó de manera tajante” la determinación de la jueza y del tribunal de resolver a favor de los procesados.

Por su parte, el gobierno federal, informó que pedirá a la FGR se otorguen nuevas órdenes de aprehensión contra los militares.

Comentarios

comentarios