Nuevamente crecida del río Tula provoca alarma entre la población de las zonas bajas luego de que  la madrugada de este miércoles comenzó a subir el nivel del río.

Autoridades municipales alertaron a la población debido a que, en el estado de México y ciudad de México, durante la tarde del martes se presentaron lluvias intensas, y el agua llegaría a Hidalgo a través de los Túneles emisor Oriente y Emisor central.

El río estaba a menos del 10 por ciento de su capacidad, y en cuestión de horas subió superando el 50 por ciento de su capacidad, por lo que la población comenzó a evacuar.

“Tenemos miedo a volvernos a inundar, nadie nos dijo que desalojáramos, solo que estuviéramos en alerta, pero si se desborda no nos dará tiempo de sacar nuestras cosas”, señalaron vecinos de la colonia 16 de enero.

Los pobladores apenas están recuperándose de las inundaciones del pasado mes de septiembre, “perdimos todo, y no queremos que nos vuelva a pasar, por eso mejor vaciamos nuestra casa”, indicaron.

En el centro de la ciudad, comerciantes también evacuaron, otros subieron a la azotea y en cajas su mercancía.

Al interior del río, las obras de ampliación y revestimiento de la CONAGUA quedaron inundadas.

Las empresas contratadas por el CONAGUA para realizar las obras, también evacuaron su maquinaria, mientras que las terminales de microbuses y autobuses, desalojaron sus unidades, dejando las terminales completamente vacías.

Alrededor de las 4 de la madrugada, el agua comenzó a descender, por lo que la alarma concluyó.
La temporada de lluvias apenas va comenzando, las obras anunciadas por la CONAGUA para evitar otro desbordamiento, también van iniciando.

Comentarios

comentarios