Relevo priista

Algunas versiones señalan que será este domingo, otra más que será a principios del año, pero todas coinciden que es inminente el relevo de Leoncio Pineda Godos en la dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la que  llegó hace más de un año para enfrentar el complicado proceso electoral federal de junio, donde poco pudo hacer para evitar la derrota priista considerada histórica en el estado y el país.

Su arribo dicen algunos, fue el punto de coincidencia que tuvieron los principales jefes del Grupo Hidalgo,  no había oposición del ex Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong ni tampoco del mandatario estatal Omar Fayad Meneses, había colaborado con ambos y su relación era muy buena, no había un punto de quiebre.

Ese sólo hecho daba la expectativa de que se tendría una partido sólido con el respaldo de todos los grupos internos y abría incluso, un espacio de recomposición de las estructuras y líderes regionales, pero al final no ocurrió, diferentes factores lo impidieron, hubo desgastes y choques en la toma de decisiones y Pineda Godos no tuvo la libertad necesaria en su encargo partidistas, además de enfrentar el llamado fuego amigo.

Su propio carácter lo llevo en más de una ocasión a poner en la mesa su renuncia, tuvo más de una confrontación con quienes se encontraban en la mesa política, enfrentó los señalamientos constantes de falta de apoyo de los aspirantes en la contienda electoral y también fue el primero en poner límites a sus aliados en el Partido Nueva Alianza y Verde Ecologista.

Él mismo fue quien adelantó su salida, al considerar que frente a las nuevas circunstancias el tricolor requería de una dirigencia con otras condiciones, que tuviera fortaleza de origen en un proceso democrático y la libertad de generar una reconstrucción interna real, sin simulaciones y soberbia.

Hoy en la mesa de la sucesión hay varios nombres, según los enterados desde Víctor Velasco Orozco  ex delegado de la Secretaría de Desarrollo Social, hasta la de la ex candidata a diputada local por Huejutla Sayonara Vargas o Citlalli Jaramillo, sin dejar el de algunos diputados locales o ex integrantes de la dirigencia nacional priista que dicen, tiene el perfil que hoy se requiere en el PRI para enfrentar electoralmente a sus adversarios hoy mayoría en el estado y el país.

De mi tintero…Comenzaron la quejas de trabajadores de honorarios en el congreso local, pues dicen, ya les avisaron que no tendrán aguinaldo… La decisión aseguran, viene del presidente de la Junta de Gobierno Ricardo Baptista…La que da de que hablar y no precisamente por su buen desempeño es la directora de defensoría pública Gabriela Mártinez Largarde, pues sus escándalos y excesos hoy ya llegaron hasta el cuarto piso….

Comentarios

comentarios