A cinco meses de la explosión e incendio de un ducto de Pemex en la comunidad de San Primitivo en Tlahuelilpan, que dejó 137 personas sin vida, y 8 sobrevivientes que han sido dados de alta, Alan Josett. H.R. de 15 años, uno de los menores que fue trasladado al Hospital de Shriners en Gaslvetson, Texas,  regresa a Tlahuelilpan tras recuperarse satisfactoriamente.

La fundación Michou y Mau trasladó a cuatro menores de edad para su atención médica al Hospital Shriners, en Galveston sin embargo debido a la gravedad de las quemaduras que presentaban J.A.M.S., de 15 años de edad, falleció el pasado 14 de febrero y  F.R.P., de 12 años de edad que presentaba lesiones en el 65% de su cuerpo y que fue intervenido en cuatro ocasiones perdió la vida el pasado 6 de marzo.

Alan  presentaba quemaduras de segundo y tercer grado en el 84% de su cuerpo y fue el primer paciente en ser trasladado a través de la fundación Michou y Mau  al Hospital Shriners Galveston el 19 de enero  donde fue intervenido quirúrgicamente en más de 6 ocasiones, tras su satisfactoria evolución durante más de cinco meses, el menor ayer fue dado de alta por lo que se prevé que hoy regrese al estado.    

Hasta el momento el único paciente que permanece hospitalizado por la tragedia en San Primitivo es Emmanuel M.E. de 17 años quien continúa en el Hospital de Especialidades en Galveston  con quemaduras en 70% de su cuerpo, ha sido intervenido en cuatro ocasiones y su diagnóstico se reporta como estable, egreso de terapia intensiva el pasado 3 de junio e inicio su rehabilitación.

Comentarios

comentarios