La Secretaría de Salud de Hidalgo fumiga las calles de Tula de Allende, principalmente las zonas donde se inundaron por el desbordamiento del Río Tula.

Por las noches una camioneta recorre las calles y colonias de la ciudad fumigando, esto debido al incremento de infecciones estomacales y diarreicas, derivado de la contaminación de lodos.

Hay que recordar que las calles de la ciudad se inundaron de aguas negras, dejando a su paso toneladas de lodo, el cual al secarse generó polvo que transporta partículas de heces fecales y otras bacterias.

Hace unos días el secretario de salud de Hidalgo, Alejandro Efraín Benítez Herrera, en entrevista para Punto por Punto detalló que el lodo que se está levantando “es de las aguas que vienen de los baños, de los retretes, de los drenajes, de la Ciudad de México y de varios municipios del estado de México”.

Por lo que recomendó extremar medidas de higiene en la población, además de evitar consumir alimentos al aire libre, “el lodo, con el viento comienza a volar todos eses detritus y comenzaran a caer en los alimentos, por eso evitemos comer al aire libre”, recalcó.

Comentarios

comentarios