Entre lágrimas de familiares y amistades, se llevó a cabo en el Santuario de la Virgen de Guadalupe en Huejutla, la misa de cuerpo presente del joven Carlos Martínez Oviedo mejor conocido como «Oviedo» quien muriera en el accidente carretero el pasado 10 de septiembre en Tamaulipas.

Carlos de 16 años,  tuvo un deceso sorpresivo al igual que los 17 pasajeros que viajaron en un autobús de turismo que salió de Huejutla con destino a la ciudad de Monterrey y que chocó contra una pipa en la carretera Victoria-Monterrey  en el municipio de Hidalgo en Tamaulipas. Ocho de las víctimas eran de origen hidalguense.
Este viernes a las tres de la tarde se realizó el cortejo fúnebre en el cual familiares y amigos acompañaron a la última morada a Carlos Martínez Oviedo.
Los restos mortales de las víctimas de los ocho hidalguenses que fallecieron fueron velados en sus domicilios particulares y aunque el llanto fue el común denominador, algunos de ellos fueron recibidos con música de huapango y cohetes, los vecinos llegaron con  flores y consolaban a los dolidos entre rezos y música.
El cuerpo de Carlos, fue velado en el que fue su domicilio en la colonia Paso las Chacas calle número uno de Huejutla y el sepelio en el panteón de Chacatitla, dónde será su última morada.
Los familiares de todos los fallecidos,  agradecieron todas las muestras de solidaridad ante la irreparable pérdida.

De acuerdo con el marco legal, para la reparación del daño son cinco mil salarios mínimos por persona.

Comentarios

comentarios