— El itinerario incluyó nuevos establecimientos nocturnos, donde se constató que cuenten con las normas de seguridad establecidas

— Se les da a los dueños de negocios la oportunidad de que sus asistentes puedan acreditar su mayoría de edad para asistir a los mismos

Con el objetivo de salvaguardar la integridad física de los concurrentes y, sobre todo, de verificar que no permitan el ingreso de los menores en los centros nocturnos, personal de la Dirección de Reglamentos y Espectáculos llevó a cabo un nuevo operativo en antros de Pachuca.

El operativo, encabezado por el inspector de dicha área, Levi Leines, tuvo como objetivo constatar que los antros cuenten con medidas de seguridad eficientes, como son extinguidores y salidas de emergencia, entre otros.

Ya que existe la preocupación de la Presidencia Municipal de que la población que asiste a los centros de recreación no corra ningún riesgo. Que, simplemente, se diviertan en esos sitios.

Es por ello que el personal referido cumplió con su trabajo y, primeramente, se presentó en los antros del centro comercial Construplaza, allí se verificaron las condiciones de cuatro establecimientos, muy concurridos, Los asistentes de los negocios observaron, no sin cierta sorpresa, las rutinarias acciones de los servidores públicos.

Cabe destacar que no hubo mayores inconvenientes ya que los jóvenes accedieron a mostrar sus identificaciones personales.

Se conminó a los dueños de los establecimientos nocturnos, para bien de todos, a cumplir con las medidas de seguridad e higiene para la clientela y, asimismo, que no permitan, por ningún motivo, el ingreso de los menores. “Es para proteger su integridad y contribuir a que continúen con su sano desarrollo”.

De allí, se procedió a revisar un negocio nocturno de la colonia San Cayetano. Se le hizo al dueño la misma recomendación. Checaron sus papeles y continuó el recorrido oficial.

Esta vez, fue en el fraccionamiento Juan C. Doria, al sur de la capital. Dos establecimientos nocturnos se inspeccionaron y no se detectaron graves anomalías.

El caso es que, de no contar con los documentos oficiales que acrediten su mayoría de edad, la dependencia cumplió con la obligación de informar a los encargados de los negocios: “tienen 5 días, a partir del levantamiento del acta, para acreditar que cumplan con el requisito. También, que se respete con el horario funcional del permiso”.

Los operativos, dijo Levi Leines, continuarán puntualmente, los fines de semana y en diferentes puntos de la Bella Airosa, para fortalecer las acciones emprendidas por esta gestión administrativa, en respuesta a las demandas de la población por tener un mayor control de los centros nocturnos e impedir que infrinjan los reglamentos municipales ya establecidos.

Comentarios

comentarios