El Ministerio Público Federal (MPF), acompañado de elementos de la Policía Federal Ministerial (PFM) y peritos de la Fiscalía General de la República (FGR), cumplimentó una orden de cateo autorizada por la Juez de Distrito Especializada en el Sistema Penal Acusatorio, con el objetivo de acreditar un delito de sustracción ilícita de hidrocarburo.

La orden judicial se ejecutó en un inmueble ubicado en la colonia El Saucillo, perteneciente al municipio de Mineral de la Reforma, Hidalgo, donde se localizó una toma clandestina en un ducto de Petróleos Mexicanos (PEMEX), en el que estaba conectada una manguera, la cual conducía hasta el inmueble en donde se practicó la técnica de cateo.

En el lugar se aseguraron seis mangueras de diferentes medidas, dos contenedores y mil 73 litros de hidrocarburo.

El inmueble quedó resguardado, mientras el Ministerio público federal continúa con las investigaciones correspondientes, para la integración de la Carpeta de Investigación.

Personal de la Gerencia de Seguridad Física de PEMEX, se encargó de la clausura y encapsulado, que permite inhabilitar la toma clandestina.

Comentarios

comentarios