Es necesario realizar algunos ajustes a la Ley de Movilidad de Hidalgo para poder proteger a las usuarias del acoso, ya que ésta no cuenta con perspectiva de género que eviten conductas inapropiadas de los conductores principalmente hacia las mujeres, aseguró la activista Ana Lara.
Al respecto manifestó que la organización Colectiva de Mujeres contra la violencia, a la que pertenece,  se acercó a la Secretaría de Movilidad desde la realización de los foros de la Ley, para que pudiera integrarse una visión de género, sin embargo esta carece de esta perspectiva, lo mismo que el reglamento, por lo que aseguró que insistirán en este tipo de cambios a la legislación local.
Dijo que en el reglamento no hay ninguna sanción en caso de que al interior de las unidades se registre algún incidente de agresión hacia las mujeres o  la población en general, lo cual aseguró deja en la indefensión a las mujeres, por ello solicitó al congreso local se pueda hacer una reforma a esta ley para integrar propuestas que ya trabaja la organización a su cargo en estos momentos.
Ana Lara, señaló que entre las propuestas que tienen esta la capacitación obligatoria en materia de género a los conductores para que se les entregue su licencia, además de asegurar que solicitarán se cuente con un padrón de conductores en donde se integre una base de datos con los horarios y las unidades que conducen,  a fin de tener identificado a quien pudiera estar involucrado en algún acto de acoso ya que es común que al denunciarse una anomalía el principal argumento era que se desconocía la identidad de los operadores para sancionarlos.
En el mismo sentido, aseguró que  consideran necesario incluir una tabla de puntaje en donde se resten puntos a quienes comentan alguna infracción que les podría rescindir sus contratos, son este tipo de acciones la que podría la combatir el acoso en el transporte público y no con el endurecimiento de las sanciones que se puedan aplicar y que sean ejemplares para que nadie más incurra en las mismas.
Cabe hacer mención que en el estado, algunos grupos de activistas como el Frente Nacional por La Paz, han señalado un grave problema al interior de las unidades de transporte donde las mujeres sufren violencia como roces, tocamientos y seguimiento sobre todo en tres puntos de la ciudad, que están considerados como poco rojos por lo que exigieron un cese a este tipo de violencia la cual se da principalmente contra las mujeres.

Comentarios

comentarios