Por el delito de extorsión son detenidos cuatro funcionarios del Cereso de Pachuca

El secretario de Seguridad del estado de Hidalgo, Damián Canales Mena, dio a conocer que luego de casi un mes de que cuatro funcionarios del Centro de Readaptación Social de Pachuca, fueran arraigados la ser acusados de extorsión, finalmente ayer personal de la Coordinación de Investigación cumplieron con la orden de aprehensión en contra los encargados de la seguridad del Cereso.

El funcionario manifestó que la denuncia se realizó luego de que el 30 de agosto se registrara una riña entre un grupo de internos del penal de Pachuca, que dejó como saldo dos personas muertas. Tras estos hechos, se realizó una investigación que derivó en los señalamientos en contra del jefe de seguridad y custodios, quienes fueron acusados de extorsión agravada en contra de los presos.

Añadió que como resultado de las investigaciones, agentes de la Coordinación de Investigación cumplieron con la orden de detención, dictada por el juez que originó la causa penal 173/2012.

Los detenidos son a decir del Secretario de Seguridad, Felipe Fuerte Sánchez, quien fungía como jefe de seguridad, así como en contra de los comandantes de turno, Severiano Hernández y Gustavo Rodríguez y del custodio Pablo Jacobo Hernández.

El encargado de la seguridad de la población dijo que con ello se demuestra que todas las denuncias son atendidas, por lo que pidió que estas se realicen con todos los elementos y no bajo anonimato. En el estado se lleva a cabo una reestructuración del Sistema Penitenciario por lo que tras la remoción del director de Prevención y Readaptación Social, continuarán los cambios en los penales.

De igual manera aceptó los señalamientos que han realizado los órganos de derechos Humanos tanto estatal como nacional y aceptó, que en algunas cárceles del estado se registra hacinamiento, por lo que consideró que para resolver el problema se requiere de la construcción de al menos cinco penales, uno de ellos en la capital del estado y cuatro más en los municipios.

Canales Mena, añadió que a diferencia de los Centros Federales de Readaptación Social, los penales en los estados no cuentan con los recursos suficientes para poder cubrir las necesidades, además de recordar que en el estado hay 3 mil 200 presos y se requiere de nuevos penales para evitar el desplazamiento de las familias a lugares retirados de la entidad.

Comentarios

comentarios