Más de mil 500 elementos de la Policía Federal se manifestaron esta mañana por su incorporación automática a la Guardia Nacional y tomaron las instalaciones del Centro de Mando de la PF, ubicado en la alcaldía de Iztapalapa y  bloquearon la carretera federal México – Pachuca.

Los manifestantes reclaman que desde el inicio de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador se les han reducido derechos laborales, la principal demanda es el riesgo de la desaparición de un bono mensual. Asimismo denunciaron que nadie les notificó que desde el 1 de julio forman parte de esa corporación y que el salario como elementos de la Guardia Nacional lo empezarán a cobrar hasta enero de 2020 y desconocen la cantidad.

Los uniformados exigen sus derechos laborales como agentes de la Policía Federal, que incluyen cinco días de descanso al mes, el pago por operatividad y se respete su rango dentro de la Guardia Nacional.

Tras ingresar al Centro de Mando de la Policía Federal en Iztapalapa entre empujones, abucheos y gritos de “traidora”, la comisionada de la Guardia Nacional, Patricia Rosalinda Trujillo, ofreció dialogar con elementos de esta corporación que hoy se manifiestan.

Trujillo se comprometió con los uniformados a no salir del Centro de Mando hasta escuchar todo el pliego petitorio de los policías federales y exponer sus peticiones directamente con el secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo.

Además de la protesta en el Centro de Mando, en Iztapalapa, los policías federales  bloquearon en ambos sentidos la autopista México-Pachuca a la altura de la caseta de Indios Verdes y la localidad de San Juanico; asimismo se han extendido sus protestas a los carriles centrales del Periférico Sur, a la altura de la plaza comercial Artz Pedregal, en la colonia Jardines del Pedregal y otra más en Avenida Constituyentes, a la altura de Las Torres.

Con la entrada de la Guardia Nacional inició la extinción de la Policía Federal, pues se inició la transferencia de los elementos que conforman la División Gendarmería y Fuerzas Federales de Apoyo, así como sus instalaciones, equipo, vehículos, aeronaves y armamento.

Se estima que 20 mil policías federales podrían sumarse a la Guardia Nacional, pero con las transformación de las características de contratación, 12 mil podrían colocarse en la nueva corporación, el resto tendrán la posibilidad de ingresar al Instituto Nacional de Migración o solicitar su cambio a áreas administrativas en alguna otra dependencia federal.

Comentarios

comentarios