Personal del hospital general de Tula se manifiestan para exigir un alto a las agresiones por parte  de las familias  y de pacientes.

Enfermera, doctores, camilleros, personal de limpieza y todos los que integran la plantilla laboral del nosocomio, con cartulinas salieron a las calles y bloquearon la carretera Tula- Tepeji, exigen la presencia permanente de la Guardia Nacional para resguarda las instalaciones, ya que solo se tiene rondines esporádicos.

Esta manifestación se da, luego de que este domingo un paciente con Covid-19 se arrojó desde una ventana y cuyos familiares al enterarse ingresaron de manera violenta agrediendo a los doctores, enfermeras, y a todos los que se encontraron a su paso para posteriormente llevárselo en la batea de una camioneta.

Las enfermeras se atrincheraron resguardando el área de cuneros donde estaban recién nacidos; cansados de estas recurrentes agresiones, los trabajadores exigen mayor seguridad.

Los quejosos recordaron que en reiteradas ocasiones han solicitado colocación de protecciones en las ventanas de los pisos superiores, sin embargo no han sido escuchados.

Explicaron que requieren también puertas de seguridad, para evitar que los familiares de pacientes ingresen con facilidad.

Estas son algunas de las peticiones del personal médico, los cuales  hicieron un llamado a la población para hacer conciencia, “la labor que estamos haciendo es noble, no es con ninguna intención de lastimar a nadie, esta enfermedad si existe, que no se dejen engañar por gente que manipula la información”, explicaron.

Comentarios

comentarios