En el primer debate de los candidatos a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto demostró que tiene experiencia, propuestas ante los graves problemas que enfrenta el país como la violencia, el desempleo y la pobreza, pero también refutó las calumnias y ataques de sus adversarios en la contienda.

Aseveró el Vice Coordinador Jurídico del PRI en San Lázaro, Arturo Zamora Jiménez, quien señaló que el candidato de la coalición “Compromiso por México” demostró dominio de los temas, los datos, las cifras y conocimiento de la realidad nacional.

“Peña Nieto se encamina al triunfo el próximo 1 de julio luego de este primer debate ya que ha mostrado su experiencia como gobernador del Estado de México y la eficacia de su trabajo al atender las necesidades de los ciudadanos. Resolver los problemas y no administrarlos es el eje que le permitió gobernar con éxito”, apuntó.

El legislador por Jalisco, indicó que a pesar de los reiterados ataques de sus adversarios electorales, el abanderado de la coalición PRI-PVEM demostró que no busca gobernar un país dividido, enfrentado, en donde la falta de diálogo impida la construcción de acuerdos.

Dijo que Peña fue el único que ofreció propuestas específicas para problemas concretos y respondió a cada una de las acusaciones, calumnias e insidias de los otros candidatos, pero sin involucrarse “en la guerra de insultos y mentiras de sus adversarios”.

“Lejos de engancharse con las agresiones, demuestra su carácter al responder con propuestas claras. Respeta a la sociedad y no incurre en la confrontación”, consideró Zamora Jiménez.

Argumentó que Enrique Peña Nieto fue el candidato que respetó y respondió l objetivo real del debate con la exposición de su propuesta de gobierno e intercambio de ideas y proyectos, porque “los ciudadanos ya están cansados de la guerra sucia, de las descalificaciones del adversario”.

Comentarios

comentarios