Como medida preventiva para evitar el incremento de los casos de Covid-19, autoridades eclesiásticas y de seguridad del estado, hacen  un llamado a los creyentes católicos para que no acudan en peregrinaciones,  ni a la capital del estado, ni a la Ciudad de a México, el próximo 12 de diciembre.

Al respecto la Secretaría de Seguridad de la  entidad, prepara ya el operativo Guadalupe-Reyes,  para prestar auxilio a los peregrinos que desde el 20 de noviembre empiezan a salir a la basílica, por lo que esperan que esta vez no sea una celebración masiva.

Se informó que, este año debido a la pandemia de Covid-19, no se ha registrado una sola peregrinación y el anuncio de que la basílica estará cerrada del 10 al 13 de diciembre,  ha inhibido la presencia de feligreses en un intento de llegar a la Ciudad de México sin embargo hay grupos que tienen la intención de acudir antes o después de esas fecha.

En la entidad,  a decir de la Secretaría de Seguridad,  en promedio se presta acompañamiento 70 peregrinaciones que transitan por las carreteras, México-Laredo, México-Tulancingo, México-Pachuca, Tizayuca- México, en su mayoría los feligreses acuden en bicicleta a peregrinaciones y solo algunos lo hacen caminando. El año pasado se  alcanzaron 66 peregrinaciones, atendidas por la Secretaría de Seguridad independientemente las que son abanderadas por la Guardia Nacional que se prevé que podría ser una cifra similar o incluso superior.

Por el momento prevalece la instrucción de que quien pase por las carreteras del estado se les brinde el abanderamiento, sin embargo esto podría cambiar de acuerdo a las disposiciones federales o estatales que se tomen en coordinación con las autoridades eclesiásticas, incluso de impedir el tránsito de peregrinaciones.

Manifestaron que, la posibilidad de que los feligreses opten por acudir los días posteriores al 12 también  es algo  previsto y para ello se está preparado con los elementos suficientes pero se consideró que el arribo será notablemente menor.

El párroco de la iglesia de Santa María de Guadalupe en Pachuca, Tomás Roque Cruz, también hizo un llamado a que los creyentes no acudan a la Basílica, “hemos comunicado que vamos a celebrar a Santa María de Guadalupe pero cuidando la salud y evitando  aglomeraciones.

“Les he pedido que suspendan todas las peregrinaciones y se celebre en casa, en la oficina, ahí donde se tiene una imagen de la Virgen que se haga su celebración por esta ocasión”.
Aseguró que no se permitirá el paso a las peregrinaciones y por banca sólo podrán estar sentadas dos personas y con  una de ellas sin público. Lo primordial indicó, es cuidar la salud de la población, además de que tampoco se permitirá que en el atrio de la parroquia haya puestos comerciales como en ocasiones anteriores, la celebración sólo será de 7 misas en distintos horarios, en cuanto al comercio que se ubica en la calle corresponderá al municipio determinar si se otorgan los permisos.

Comentarios

comentarios