El Gobierno del Estado de Hidalgo informa que esta tarde, en la Unidad Covid-19 del Hospital General de Tula, un paciente en tratamiento por coronavirus, después de agredir al personal médico, se arrojó por uno de los cubos internos del nosocomio.

El paciente sufrió varias fracturas y está en proceso de valoración por médicos del área de urgencias. Como parte del protocolo, ante estos casos, el personal del Hospital General de Tula dio parte al Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo para abrir la carpeta de investigación correspondiente.

Cabe destacar que el paciente no presentaba ningún cuadro de ansiedad o alguna otra sintomatología psiquiátrica.

El gobierno estatal realizará un seguimiento puntual a las investigaciones; de igual forma, trabaja en la sanitización de las áreas comprometidas por este incidente.

Comentarios

comentarios