La Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) llevó a cabo un evento académico “Curso-Taller de actualización en Lepra”; el cual, tuvo como objetivo fortalecer las acciones de promoción, prevención y control de esta enfermedad. Participaron más de 60 profesionales de la salud de Primer y Segundo Nivel de Atención de la SSH; IMSS, ISSSTE; SEPH; DIFH; laboratorios e iniciativa privada.

Este tipo de actualizaciones pretenden fomentar jornadas dermatológicas en búsqueda de casos probables en todas las Jurisdicciones del Estado, a través de la revisión de pacientes con manifestaciones y pláticas informativas a la población, grupos cautivos y centros escolares.

La Lepra es una enfermedad crónica e infecciosa causada por el Mycobacterium leprae, que se manifiesta con manchas en la piel hipopigmentadas (de un color de menor intensidad que el resto de piel), rojizas o cobrizas con trastorno de sensibilidad o bien placas infiltradas, nódulos o úlceras.

El humano es el único depósito, la transmisión del bacilo (bacteria) es por vía aérea, mediante micro gotas de secreción que son expulsadas al hablar, toser o estornudar. Debido a que la multiplicación del bacilo es muy lenta, pueden pasar hasta 20 años para que aparezcan las lesiones en piel.

El panorama epidemiológico señala que; del año de 1989 al 2018 se ha presentado disminución de la prevalencia de un 97.6 por ciento a nivel nacional. En nueve Estados se concentra el 64 por ciento de la prevalencia, con un total de 400 casos, el grupo de edad más afectado es de 45 a 64 años, en donde el 69 por ciento corresponden al sexo masculino.

En Hidalgo, a partir del año de 1998 no se habían identificado casos autóctonos, derivado de la búsqueda activa, en septiembre del año 2010 se detectó un caso nuevo en la Jurisdicción Sanitaria de Tula y un caso no autóctono en la Jurisdicción Tulancingo durante el año 2016.

La mejor prevención para evitar la propagación de la Lepra es su detección precoz para establecer cuanto antes el tratamiento adecuado. Además, las personas que convivan o hayan tenido un contacto estrecho con el enfermo deben ser examinados por un médico para descartar posibles contagios.

Através del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE), la Secretaría de Salud cuenta con un Programa de Prevención y Control de la Lepra, cuyos principales retos son:

  • Capacitar al personal del sector salud para potenciar el diagnóstico y tratamiento.
  • Examinar como mínimo al 90% de los contactos.
  • Asegurar el tratamiento gratuito para todos los enfermos.
  • Curar al 95% de los enfermos ingresados a tratamiento.
  • Disminuir los municipios con prevalencia de lepra igual o mayor a uno por 10,000 habitantes en los estados endémicos.

El mensaje a la población es que la Lepra es curable, su tratamiento es gratuito y el diagnóstico oportuno es fundamental para reducir riesgos de discapacidad.

Con el objetivo de crear conciencia y reducir el estigma hacia quienes contraen esta enfermedad, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) globaliza la conmemoración anual el último domingo de enero, el Día Mundial contra la Lepra.

Comentarios

comentarios