• De existir una orden de aprensión en su contra podrá ser detenido

El juzgado Primero de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México, negó la  suspensión definitiva de amparo promovida por el  presidente del patronato de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), Gerardo Sosa Castelán, al no encontrar ningún requerimiento; sin embargo de girarse  una orden de aprensión en su contra, esta podrá ser ejecutada en cualquier momento.

Gerardo Sosa Castelán tramitó una suspensión provisional al asegurar que  la juez de control Gabriela Guadalupe Rodríguez Escobar, adscrita al Centro de Justicia Penal Federal de Reclusorio Sur, giró una orden de aprensión en su contra, sin embargo en la lista de acuerdos publicada por el Consejo de Judicatura Federal (CJF) se detalla que, tras los informes rendidos justificados es inexistente la autoridad; es decir, ella no emitió ninguna orden de aprensión contra el líder del Grupo Universidad.

De acuerdo con la revista Proceso,  en las investigaciones que tiene abiertas la FGR sobre el desvío de recursos de las Secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) durante la administración de Rosario Robles, está involucrado el presidente del  patronato de la UAEH, lo cual presuntamente está ligado a las investigaciones que enfrenta la UAEH por lavado de dinero.

El presidente del Patronato Universitario ha buscado la protección de la justicia federal desde que la Unidad de Investigación Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), bloqueó cuentas de la UAEH, así como sus cuentas personales, por estar presuntamente  vinculadas con actos ilícitos.

Actualmente la Unidad de Inteligencia Financiera mantiene bloqueadas 155 cuentas bancarias de la UAEH todas ligadas a presuntos actos de corrupción.

Comentarios

comentarios