Ni el PRI, ni Morena

Este lunes ya estarían perfiladas las tendencias de como quedaría conformado el mapa político en los 84 municipios si se hubieran llevado a cabo las elecciones  paralizadas hoy por la pandemia del covid-19, y según las encuestas y sondeos de los diferentes partidos  y de la propia jefatura política en el estado, ni el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) habría consolidado su tendencia electoral triunfadora, ni tampoco el Partido Revolucionario Institucional (PRI) hubiera tenido un repunte para regresar a la primera fuerza.

En el caso del Partido Acción Nacional (PAN) se habrían registrado dolorosas derrotas en la capital del estado y Mineral de la Reforma, mientras que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) mantendrían su tendencia a la baja y con riesgo incluso, de caer entre los partidos con el menor índice de votación en el estado.

Las encuestas fueron elaboradas por empresas nacionales reconocidas como consulta Mitofsky, Parametría y algunas consultorías más entre las que se encuentran empresas locales, algunas se han hecho públicas, otras más sirvieron para la toma de decisiones preelectorales por los partidos políticos.

En casi todas hay coincidencias, como la derrota que tendría el blanquiazul en la capital o los números paradójicos de Morena, que si bien se perfilaba para tener un crecimiento en el número de municipios gobernados, también era claro que no alcanzaría los mismos números electorales en Hidalgo que lo llevaron a tener casi el carro completo en las pasadas elecciones.

Mientras que el PRI, de acuerdo a estos ejercicios realizados en los tres primeros meses del año, tenía posibilidades de recuperar algunos municipios pero tampoco le alcanzaba para un repunte que lo regresara a la primera fuerza, las estimaciones lo ubicaban apenas con resultados positivos en 35 municipios promedio.

Un punto que destacan las encuestas o radiografías de ese momento, es que tanto MORENA como el PRI, es decir las dos principales fuerzas políticas atravesaban por enfrentamientos internos de los cuales,  en el cuartel tricolor parecían sacar la mejor ventaja, pues se habría sacudido a los grupos de ex gobernadores, senadores y dirigentes nacionales priistas, mientras que sus adversarios quedarían duramente fraccionados por el Grupo Universidad, así estaban las cosas al momento que se detuvo el reloj electoral y muchas no han cambiado.

De mi tintero… Por cierto, a propósito de las elecciones, en el PRI ronda de manera insistente la especie de que la candidatura en Pachuca está definida y será Benjamín Rico el abanderado,  de ahí que aseguran en las últimos días, el fuego amigo haya arreciado al grado de generar conflictos para tratar de asestarle puntos negativos…Y donde las señales parece no han sido claras es en el DIFH estatal que decidió que todas las ayudas funcionales para personas con alguna discapacidad física sean entregadas por Sergio Baños, lo que significa además de un delito electoral, que hay quien esta empeñado en ensuciar la operación política si es que esta existe.

Comentarios

comentarios