De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la viruela símica es una infección zoonótica vírica, lo que significa que puede propagarse de animales a seres humanos. También puede propagarse de persona a persona. Desde su aparición esta nueva infección se ha extendido por diversos rincones del mundo y donde México, no ha sido la excepción contabilizando hasta el momento 91 casos, esto de acuerdo al Informe Técnico Semanal de Vigilancia Epidemiológica sobre esta enfermedad, disponible en viruela.salud.gob.mx.

Una vez que fue analizado por parte del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos, el primer caso sospechoso en Hidalgo resulto negativo a viruela símica; sin embargo, se detectó otro caso sospechoso, cuya muestra ya se encuentra en estudio por parte de los especialistas del InDRE y se estará en espera del resultado.

La Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) reitera que es importante mantenerse atentos ante alguna sintomatología que podría ser sugestiva a esta infección como es:

* Fiebre

* Cefalea (dolor de cabeza recurrente)

* Dolores musculares

* Dolor de espalda

* Falta de energía

* Ganglios linfáticos inflamados.

A estos síntomas les sigue o acompaña una erupción que puede durar de dos a tres semanas. La erupción se puede ubicar en la cara, las palmas de las manos, las plantas de los pies, los ojos, la boca, el cuello, la ingle y las regiones genitales o anales del cuerpo.

El número de lesiones puede oscilar entre unas pocas y varios miles. Al principio, las lesiones son planas, luego se llenan de líquido y, a continuación, se forman costras, se secan y se desprenden, y por debajo se forma una capa nueva de piel.  Los síntomas suelen durar de dos a tres semanas y, por lo general, desaparecen por sí solos o con cuidados de apoyo, como medicamentos para el dolor o la fiebre. Las personas son infecciosas hasta que todas las lesiones se han cubierto de costras, las costras se han caído y se ha formado una nueva capa de piel debajo. 

Resulta fundamental considerar que, esta enfermedad se puede prevenir al evitar contacto físico directo con personas enfermas o con sospecha, así como con objetos de uso personal y materiales usados para la atención médica; a lo anterior se recomienda limpiar y desinfectar periódicamente los entornos que podrían estar contaminados con el virus. Mantenerse informado sobre la situación de la viruela símica en la zona y dialogar abiertamente con las personas con las que entra en contacto directo (especialmente el contacto sexual) sobre cualquier síntoma que puedan tener. 

Si existe la posibilidad de contraer viruela símica, deben actuar para proteger a otros buscando asesoría médica y aislándose hasta que se hayan hecho las evaluaciones y pruebas pertinentes.

Comentarios

comentarios