El coordinador del Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional (PAN), Asael Hernández Cerón junto a sus compañeras, Claudia Lilia Luna Islas y María Teodora Islas Espinoza, propusieron se exhorte a la Comisión de Hacienda del Congreso del Estado de Hidalgo, para que en el análisis del Presupuesto de Egresos del Estado para el ejercicio fiscal 2021, se asignen los recursos necesarios para la construcción de Plantas Tratadoras de Residuos Sólidos Urbanos en los municipios de Tula de Allende, Pachuca de Soto y Huejutla de Reyes, con la finalidad de llevar a cabo el manejo adecuado y eficiente de estos residuos.

En el estado de Hidalgo se ha dado un proceso de urbanización acelerado que ha provocado un incremento sustancial de residuos de todo tipo, cuyo manejo, en general, ha sido inapropiado, sostuvo el también presidente de la Junta de Gobierno del Congreso Local, Asael Hernández Cerón, en su participación en los asuntos generales de la sesión ordinaria de este martes 24 de noviembre del 2020.

“De acuerdo con el índice de competitividad estatal del IMCO 2020, el subíndice ‘Medio ambiente’ revela que nuestra entidad ocupa el quinto lugar en volumen de residuos sólidos generados, con un valor de 1.0940 kilogramos por habitante, lo cual supera a la mayoría de los estados. Uno de los grandes pendientes de los tres órdenes de gobierno es el manejo y la disposición adecuada de los residuos sólidos y su aprovechamiento”, sostuvo.

Recordó que, los municipios con mayor generación de residuos sólidos corresponden a los más urbanizados del estado, ubicados en la franja sur de la entidad. En cuanto a la participación en el total de residuos sólidos generados, los municipios con mayor representación son: Pachuca de Soto con 24.6 por ciento (%), Tulancingo de Bravo con 12.3%; Tula de Allende, 9.2%; Tepeji del Río de Ocampo con 6.9%; Huejutla, 6.3% y Tepeapulco el 5.4%.

“Un caso emblemático es el de Tula de Allende. Tula de Allende es considerada por ambientalistas como uno de los seis “infiernos ambientales” del país. La refinería Miguel Hidalgo, una termoeléctrica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), cementeras y otras industrias son parte del panorama de riesgo ecológico de esa región, incluso en julio de 2019 la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) declaró emergencia ambiental en Tula, Hidalgo, debido a la contaminación del aire y el agua. Aunado a lo anterior, el mal manejo de los residuos sólidos agrava la situación”, lamentó.

Agregó que otros municipios con graves problemas por el deficiente manejo de los residuos sólidos, son Huejutla de Reyes y Pachuca de Soto, cuyos rellenos sanitarios ha dejado de ser útiles y la disposición de la basura está generando gran impacto negativo al medio ambiente, sin que hasta ahora se hayan adoptado las decisiones apropiadas para corregir la problemática que hemos planteado.

Comentarios

comentarios