• Gozos Valenciano invitó a las interesadas en esta labor a que no se limiten ante los prejuicios que pudieran existir, pues destacó la iniciativa y fuerza de voluntad que tienen
  • Verónica Salvador recuerda que durante su primer incendio forestal observó el apoyo del voluntariado, mismo en el que las mujeres también participan activamente

Gozos Valenciano, Verónica Salvador Anaya y Rubí Gutiérrez son las primeras mujeres que conforman la brigada mixta de incendios forestales de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo (Semarnath) y que este año, junto a sus compañeros lograron salvaguardar los bosques hidalguenses.

Las tres brigadistas coinciden en que su principal motivación para formar parte del equipo de brigadistas de la Semarnath fue el interés por el cuidado de los recursos forestales, la naturaleza y las áreas protegidas, pero sobre todo, la necesidad de dejar un mejor planeta para las futuras generaciones.

Gozos Valenciano forma parte de este noble equipo desde hace dos años, mientras que Verónica Salvador y Rubí Gutiérrez se integraron en este 2022, y gracias a las constantes capacitaciones, consejos y apoyo de sus compañeros; este año, las tres nuevas integrantes iniciaron el trabajo operativo para el combate de incendios forestales.

En ese sentido, Gozos Valenciano explicó que la convivencia con sus compañeros brigadistas ha sido amena debido a que no se han dado distinciones por ser mujer y que, por el contrario, se ha sentido apoyada en todo momento, ya que los une el mismo propósito de proteger los bosques.

Además, invitó a las mujeres interesadas en esta labor a que se animen y no se limiten ante los prejuicios que pudieran existir, pues “no es algo que digan nada más los hombres lo pueden hacer, también nosotras como mujeres yo creo que tenemos demasiada iniciativa, tenemos mucha fuerza de voluntad y podemos hacerlo”, destacó.

Por otro lado, Verónica Salvador recordó que la primera vez que acudió a combatir un incendio forestal, le impresionó la magnitud del fuego dañando el medio ambiente y sobre todo, el compromiso de controlar que este no llegara a la zona poblacional, pues dicho incidente ocurrió entre los límites de Mineral de la Reforma y Pachuca.

Mencionó que, gracias al rápido protocolo de actuación, el incendio pudo ser sofocado en dos horas. Además, recuerda que en ese primer incendio le llamó la atención el apoyo del voluntariado, mismo en el que mujeres también participan activamente.

Finalmente, Rubí Gutiérrez reconoció que el mayor reto para todas y todos los involucrados en el control y prevención de incendios forestales el de la concientización de la población en general sobre el uso y el manejo del fuego; pues en su mayoría, los incendios forestales son ocasionaos por malas prácticas, por lo que exhortó a mantener las precauciones necesarias para evitar este tipo de siniestros.

Comentarios

comentarios