En la presente campaña los Tuzos del Pachuca se mantuvieron invictos en el Estadio Hidalgo durante seis encuentros, habían cosechado 14 de 18 puntos posibles, sin embargo no pudieron conquistar las tres unidades que en casa les habrían dado el pase a la liguilla del Torneo Clausura 2012.

La derrota de 1 – 2 ante Monarcas Morelia comprometió el pase de los Tuzos, cuando ya cinco boletos están definidos, quedan tres que se pelearán entre cinco y otros más que aún conservan la “esperanza matemática” pero que en todo caso ya no afectarían la posición de Pachuca.

El conjunto de Efraín Flores tuvo la mesa puesta para tener tranquilidad en sus próximos encuentros y delinear la estrategia de cara a la liguilla, sin embargo decidieron no servirse, ante un cuadro complicado que presentó el técnico Tomás Boy.

Pachuca se quedó en 24 unidades y por ahora ocupan la séptima posición, tienen 20 goles a favor y 15 en contra, con lo que están en el séptimo escalón en defensivas y su próximo compromiso será contra la ofensiva más productiva del torneo, la de rayados del Monterrey.

El partido

El encuentro arrancó bajo una pertinaz lluvia, los dos equipos saltaron al terreno de juego con la consigna de atacar y abrir el marcador lo más rápido posible para poder aspirar a llevarse las tres unidades.

Sería hasta el minuto 20 cuando los purépechas se fueron al frente en la pizarra. Rafael Márquez Lugo recibió un pase a profundidad, el delantero superó primero a Leobardo López y después a Rodolfo Cota, mandando la de gajos al fondo de la cabaña de los Tuzos.

Diez minutos después una gran intervención defensiva evitó la caída del segundo gol michoacano. Joao Rojas recibió la pelota en el costado izquierdo del área local, se acomodó y cuando iba a meter derechazo una barrida defensiva mandó el esférico a tiro de esquina. El mismo ecuatoriano se perdió la más clara del partido para Monarcas a los 36’, no pudo empujar la pelota frente al marco, sin portero.

Marco Bueno, Campeón del Mundo Sub-17, fue el autor del empate albiazul a los 71’. El ariete se levantó en el área y remató con la testa el cobro de una falta, mandando la esférica al fondo de la portería visitante.

Edgar Lugo le devolvería la ventaja a los michoacanos seis minutos más tarde, el mediocampista purépecha se encontró con la bola en los límites del área local, después de una serie de rebotes, y nada más tuvo que empujar la pelota al fondo de la cabaña defendida por Rodolfo Cota. Al final, Monarcas estuvo más cerca de la anotación pero no la conseguirían, quedando el encuentro solamente dos goles por uno para la visita.

Comentarios

comentarios