• La planta ubicada en Ciudad Cooperativa Cruz Azul lleva más de 2 años secuestrada por los grupos delictivos afines a Federico Sarabia y Billy Álvarez
  • A la protesta asistieron cooperativistas provenientes de Aguascalientes, Puebla, Oaxaca, Hidalgo y Ciudad de México

Cooperativa La Cruz Azul llevó a cabo la protesta más grande de su historia reciente para exigir el final del secuestro de su planta en Hidalgo. La manifestación fue de carácter pacífico, reuniendo a más de tres mil cooperativistas en la Plaza Juárez, ubicada en el centro de la ciudad de Pachuca.

La llegada de los cooperativistas a la Plaza comenzó desde las seis de la mañana, recibiendo camiones provenientes de los estados  de Aguascalientes, Puebla, Oaxaca e Hidalgo, en donde Cooperativa La Cruz Azul ha desarrollado su modelo económico y social cooperativista.

A lo largo de cuatro horas, los integrantes de La Cruz Azul fueron atiborrando de a poco los espacios de la Plaza hasta cubrirla por completo de blanco, el color que eligieron todos los asistentes para promover la paz de su movimiento.

A las diez de la mañana, dio inicio de manera formal la protesta, con consignas, carteles y lonas que acusaban a Federico Sarabia y Billy Álvarez por el secuestro de la planta en Ciudad Cooperativa y la inusual violencia que en meses recientes ha azotado a la localidad.

Durante la manifestación se realizaron distintos pronunciamientos que señalaron la ilegalidad en la cual Federico Sarabia y Billy Álvarez operan, manteniendo tomada la planta a pesar de carecer de cualquier sustento jurídico que les permita ostentarse como miembros de Cooperativa La Cruz Azul.

También se habló del grave problema económico que esto ha generado en las finanzas de la cooperativa, afectando y limitando los presupuestos de todas sus empresas. 

La Presidenta de CruzHada, la asociación civil de mujeres del Núcleo Cruz Azul, Juliana Reynoso, también dirigió un mensaje para defender a las familias de Ciudad Cooperativa, recriminando el miedo, la violencia y las agresiones que padecen por parte de quienes tienen secuestrada la planta de Hidalgo.

Por su parte, el Presidente del Consejo de Vigilancia, José Antonio Marín Gutiérrez, mandó un mensaje al Gobierno del estado de Hidalgo exigiéndoles su pronto actuar en el cumplimiento de la ley y la seguridad, indicando el profundo contratiempo que significa tener tomada la planta que alcanza a generar el 40% de la producción total de Cemento Cruz Azul.

Mientras que el Presidente del Consejo de Administración, el Ing. Víctor Manuel Velázquez Rangel, dirigió unas emotivas palabras en donde exhortó a las autoridades a actuar conforme a la ley, liberando la planta y apresando a quienes la tienen secuestrada, pidiendo a su vez por la vuelta al bienestar y la calidad de vida que caracterizaba a Ciudad Cooperativa.

La protesta contó con el apoyo de otras cuarenta importantes organizaciones, como Cooperativa Pascual, Cooperativa Luz y Fuerza del Centro, el Consejo Superior del Cooperativismo y la Comisión de Economía Social y Solidaria, quienes con su presencia refuerzan la importancia que representa Cooperativa La Cruz Azul en el modelo cooperativista nacional.

Poco antes del mediodía, la manifestación marchó alrededor de la Plaza Juárez, reiterando sus consignas en favor de la legalidad y en contra de los grupos delictivos encabezados por Federico Sarabia y Billy Álvarez.

Al final de la protesta se estableció una mesa de diálogo entre las autoridades del Gobierno del estado de Hidalgo, el Presidente del Consejo de Administración, Víctor Manuel Velázquez Rangel, y el Presidente del Consejo de Vigilancia, José Antonio Marín Gutiérrez, con el fin de encontrar una solución que permita devolver la planta a sus legítimos dueños.

Comentarios

comentarios