El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, compareció ante la Comisión Permanente del Senado de la Republica, para explicar los alcances del acuerdo con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles a los productos mexicanos.

Aseguró que haber permitido la imposición del 5% cinco de aranceles hubiera significado prescindir de un millón de empleos en México y pérdidas similares a haber aumentado el IVA de 16 al 25 por ciento.

El canciller resaltó que durante los acuerdos alcanzados con Estados Unidos en tema migratorio se ganaron tres cosas: que México puede actuar con sus propuestas; que México seguirá su estrategia; que Estados Unidos se compromete a reforzar la cooperación en el sur de México y Centroamérica.

Resaltó que, si  el plan de México para contener la migración centroamericana no funciona en 45 días, el gobierno deberá explorar otras propuestas presentadas por Estados Unidos, entre ellas convertirse en tercer país seguro, lo que quiere decir que las personas que solicitan asilo en un país, puedan recibir el mismo tipo de protección en otra nación, considerada segura, para aliviar los flujos migratorios del primero.

Asimismo rechazó que haya compromisos “secretos” con Estados Unidos, como aseguró el presidente de Estados Unidos, Donald Trump: “No existe ningún compromiso que no esté asentado en el informe que envié a los senadores”, dijo a los legisladores.

Comentarios

comentarios