Cientos de personas salieron a las calles para recibir a Paco, el niño de 12 años que murió en Galveston Texas a causa de las quemaduras  producidas por el  incendio en un ducto de Pemex ocurrido el 18 de enero en San Primitivo, Tlahuelilpan.

“Él dijo que ya se quería morir, porque ya no quería sufrir”, señaló Mario Vázquez Estrada amigo de Paco con el que jugaba en la telesecundaria 247 ubicada en su comunidad Teltipan de Juárez municipio de Tlaxcoapan.

Francisco R. P. de 12 años estaba el día de la fuga  acompañado por su padre,  que también murió en el incendio.

El menor fue trasladado a Galveston Texas, en donde después de varias operaciones que incluyeron injertos de piel, lamentablemente perdió la vida, este miércoles por la tarde.

En la entrada de la comunidad de Teltipan, cientos de personas salieron a las calles, con globos recibieron el cuerpo del Paco.

Con cohetones anunciaban su llegada, por las principales calles de la comunidad y con cantos religiosos fue acompañado por sus amigos de escuela, familiares y vecinos.

Con la muerte de Paco, suman ya 136 decesos a consecuencia del incendio del pasado 18 de enero.

Comentarios

comentarios