Al afirmar que la quema de residuos sólidos además de ser una fuente importante de contaminación, también es causante de enfermedades, diputados locales del grupo legislativo de Morena y del PRD,  buscan modificar la Ley para la Protección al Ambiente del Estado de Hidalgo a efecto de prohibir por completo la incineración de residuos sólidos.

Al respecto la legisladora del partido del Sol Azteca, Areli Rubí Miranda Ayala, precisó que la quema de residuos a la fecha sólo la  llevan a cabo las tres cementeras que se localizan en la entidad, lo que genera  una gran cantidad de contaminantes orgánicos persistentes, que dañan la salud de las personas.

Destacó que las empresas que promueven esta tecnología, lo hacen bajo la búsqueda de una ganancia económica, no así un beneficio social, y representa un endeudamiento para los municipios, al tener que acceder a créditos por parte de las Instituciones Financieras Internacionales y al pagar continuamente altas sumas a las empresas incineradoras y en el caso de aquellas que producen energía para uso de servicios públicos, se genera para los municipios una dependencia económica ligada a la empresa concesionaria.

Aseguró que por lo anterior  surge la necesidad de que sea el estado el que  implemente políticas públicas que permitan prevenir y mitigar la degradación ambiental, las cuales deben cumplir con estándares constitucionales y convencionales, además de recordar que en Hidalgo operan tres cementeras con sede en cinco municipios, mismas que se ha detectado su nivel de contaminación alcanza incluso la capital hidalguense y Tizayuca principalmente.

Por su parte el legislador de Morena Víctor Guerrero Trejo, refirió que a pesar del argumento recurrente de los representantes de las fábricas de cemento de que a las altas temperaturas en que los hornos  trabajan, superiores a 800 grados centígrados no es posible que se generen contaminantes,  pero la realidad  dijo, es que año con año, son las mismas fábricas cementeras las que reportan al Registro de Emisiones y Transferencia de Contaminantes la emisión de dichas sustancias, que son de alta peligrosidad para la salud de la población  cercana a esos lugares.

Ambos acusaron que, algunos residuos son promovidos como amigables con el medio ambiente, puesto que es una forma de disposición final de los residuos, fuera de otros esquemas actuales como los rellenos sanitarios, sin embargo, se trata de una actividad de alto riesgo por los contaminantes que genera metales pesados,dioxinas y furano.

Agregó Guerrero Trejo: “Las Dioxinas y Furanos  son compuestos considerados tóxicos y causantes de cáncer, alteraciones neurológicas, hepáticas, inmunológicas, disfunciones hormonales, esterilidad, endometriosis y alteraciones cutáneas, entre otros”.

Por último coincidieron en que entre los cambios a la ley en la materia, destaca la necesidad de crear un Consejo de Vigilancia Ciudadano para mantener un control en el cumplimiento de esta ley  cuyas facultades estarán determinadas en el reglamento correspondiente.

Comentarios

comentarios