• Regresan a clases menos del 10% de las escuelas de educación básica en Acapulco y Coyuca de Benítez

La Unión Europea destinará 1.3 millones de euros en ayuda humanitaria a los damnificados por el paso del huracán “Otis” que el 25 de octubre impactó Acapulco con categoría 5 y rompió el récord de intensidad de un ciclón en el país, dejando al menos 48 muertos.

Esos fondos servirán para cubrir necesidades urgentes en materia de refugio, agua, saneamiento e higiene de los colectivos impactados por el desastre natural.

Aparte de esta ayuda de emergencia, la UE ha asistido a México a través de los servicios de su sistema de satélite Copernicus, con el que ha proporcionado evaluaciones de los daños.

Los fuertes vientos, además de las lluvias muy intensas y las tormentas, causaron numerosas víctimas y provocaron grandes daños en las infraestructuras de la zona, especialmente en el puerto de Acapulco.

De acuerdo con estimaciones se calcula que, 270 mil viviendas quedaron dañadas en diversos grados, y las infraestructuras fundamentales también sufrieron daños considerables, resultando afectados más de 120 hospitales y 33 escuelas; La Secretaría de Educación de Guerrero informó que el 21 de noviembre era el regreso a clases en Acapulco y Coyuca de Benítez, los dos municipios más afectados, sin embargi, la misma dependencia confirmó que este retorno ocurrió en menos del 10% de las escuelas de educación básica.

En un comunicado, la Secretaría confirmó que, en el primer día de regreso a clases presenciales, a casi un mes del impacto de Otis, en 106 instituciones educativas de las mil 200 en ambos municipios, retornaron a las actividades escolares, de manera parcial.

De acuerdo con autoridades educativas, no se obligará a ningún estudiante, trabajador o docente a asistir a la escuela y que no se exigirá elementos como el uniforme, “más que su presencia, de quienes puedan acudir”.

La suspensión de clases por los daños en escuelas tras el huracán Otis ha afectado a 214 mil 716 alumnas y alumnos de todos los niveles en Guerrero.

Asociaciones civiles y de empresarios de Guerrero denunciaron que las autoridades federales han minimizado el impacto del huracán Otis en Acapulco, y que la ayuda brindada por el presidente López Obrador “ha sido insuficiente y casi nula”.

Las organizaciones señalan que los datos de los tres niveles de gobierno sobre las pérdidas materiales y las estimaciones para la reactivación varían drásticamente, por lo que exigen “se transparenten las verdaderas cifras” para poder elaborar acciones tangibles, coordinadas y secuenciadas.

El paso del huracán Otis dejó, hasta el momento, 49 muertos y 26 desaparecidos, de acuerdo con el más reciente informe de la Fiscalía General de Guerrero. Por su parte, autoridades federales señalan que en Acapulco y en Coyuca de Benítez se han censado más de 250 mil viviendas dañadas.

Comentarios

comentarios