La Unidad Especializada en el Combate al Secuestro (UECS) de la Procuraduría General de Justicia del estado de Hidalgo (PGJEH), obtuvo sentencia condenatoria de 80 años de prisión en contra de dos hombres, por su responsabilidad en el delito de secuestro.

Los hechos que dieron origen a la imputación, ocurrieron el 23 de enero del 2018, mientras la víctima salió de su domicilio ubicado en Pachuca de Soto, a bordo del taxi que trabajaba habitualmente.

La noche del mismo día, la hermana de la víctima recibió una llamada telefónica mediante la que se le informó que su familiar había sido secuestrado; los plagiarios le exigieron 5 millones de pesos a cambio de la libertad de la víctima.

Cabe mencionar que a pesar de que los responsables pidieron no denunciar los hechos ante las autoridades, la hermana de la persona secuestrada inició la carpeta de investigación correspondiente y solicitó el apoyo de agentes de la UECS, quienes en todo momento asesoraron las negociaciones junto con la familia.

Para obtener la liberación del plagiado, se realizó un primer pago por el rescate, sin  lograr que la víctima fuera liberada.

Posteriormente los secuestradores hicieron contacto con la familia afectada, para exigirles un segundo pago de rescate, fue entonces cuando con apoyo de los agentes de la UECS, desplegó un operativo táctico mediante el que se logró la detención de dos personas identificadas como Enrique “N” y Marcelo “N”, quienes fueron señalados como los probables responsables del delito de secuestro.

Horas más tarde, en las inmediaciones de la carretera Huajocomulco-Tulancingo, fue localizado el cuerpo sin vida de la víctima, motivo por el que se dio intervención a personal de la Dirección de Servicios Periciales de la PGJEH.

Por medio de estudios periciales, se estableció que el cuerpo localizado, pertenecía al de la víctima.

En la audiencia inicial ante el Juez de control, el ministerio público de la UECS aportó los indicios suficientes, así los dos hombres fueron vinculados a proceso y les fue dictada la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa.

Una vez agotadas todas las etapas del proceso penal, el tribunal de enjuiciamiento sentenció a Enrique “N” y a Marcelo “N” a 80 años de prisión, por el delito de secuestro agravado.

Comentarios

comentarios