Iniciaron operaciones los módulos de aplicación de pruebas rápida de Codid-19, instalados en la región sur poniente de la entidad.
Los puntos de revisión fueron instalados en las plazas principales de Tula de Allende, Tezontepec de Aldama y Tepeji del Río, en cada uno se tiene una capacidad para 100 pruebas rápidas por día.
Las personas que presenten algunos de los síntomas de la enfermedad, son ingresados a l área para hacerles las pruebas, sin embargo, a los que no tiene ningún síntoma, pero tiene la sospecha de estar contagiado, también se les hace el diagnóstico.
“Este método preventivo consiste en pruebas rápidas para determinar si el paciente es reactivo o no a la enfermedad y servirá de parámetro para adoptar medidas sanitarias en caso de resultar alguna prueba positiva, como es el aislamiento domiciliario del paciente o es ingresado a algún hospital, dependiendo de lo que devele la muestra médica gratuita, basada en anticuerpo”, explicó Rosa María Parra Ángeles directora de la jurisdicción sanitaria de Tula.
Explicó en entrevista que, la prueba consiste en la toma de una gota de sangre que se aplica en un reactivo, durante veinte minutos, esperando el resultado de la misma y se le comenta al paciente los pasos a seguir de protección personal, si requiere de algún seguimiento en centro de salud o toma de muestra por PCR.
En caso de salir positivo, se le da seguimiento diario y en caso de presentar un cuadro más severo de la enfermedad, son canalizados al Hospital General de Tula o a la clínica de seguridad social que les corresponda.

Comentarios

comentarios