Habitantes de El Botho piden al gobierno mayor sensibilidad

Habitantes de la comunidad del El Botho quienes mantienen una disputa con los habitantes de El Rosario Capula, por la posesión de 102 hectáreas de tierra denunciaron públicamente que la noche del domingo un grupo de personas intentaron amedrentar al presidente del Comisariado Ejidal, Benito Cerón Bacajay, al realizar a fuera de su domicilio entre 25 y 30 detonaciones de arma de fuego.

El propios comisariado ejidal dijo que los agresores se identificaron como integrantes de con la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), y que realizaron disparos de arma de fuego para después advertirles que regresarían después hasta obligarlos a dejar las tierras.

Los campesinos de ambas demarcaciones se disputan desde hace más de cuatro años la posesión de 102 hectáreas de terreno, En septiembre se recrudeció el conflicto e intervino el gobierno del estado para evitar enfrentamientos entre ambos bandos, se logró a través de la Secretaría de Gobierno una tregua entre los líderes de los dos grupos.

De acuerdo con Benito Cerón, los campesinos del Rosario, comunidad que pertenece al municipio de Ixmiquilpan rompieron los acuerdos al ingresar al terreno en disputa, aseguró que por la noche los campesinos han ingresado con maquinaria, pese a que se había acordado que ningún bando entraría en los terrenos.

Al referir que sus vecinos cuentan con armas de grueso calibre manifestaron que es urgente el regreso de la fuerza pública en las tierras en conflicto, señaló que están dispuestos a defender sus terrenos hasta con la vida. Entre los campesinos que fueron identificados realizando disparos precisó, se encuentra Marcelino Escobar Cerón, Pedro Cerón, así como Margarito Cerón.

Finalmente manifestó que se pedirá una ampliación de la denuncia judicial que se tiene por este conflicto a fin de asentar la agresión de la que fue objeto.

Por la inactividad en las tierras de labor, el presidente del Comisariado Ejidal, aseveró que los campesinos de su comunidad han perdido alrededor de 25 millones de pesos, por lo que también es urgente una solución al conflicto en el que aseguran que su contraparte no ha respetado los acuerdos de no invasión de las tierras.

Comentarios

comentarios