Por falta de agua potable vecinos del Fraccionamiento Senderos del Pedregal municipio de Atotonilco de Tula se manifestaron y  bloquearon este jueves   la carretera federal Jorobas Tula.

Los pobladores explicaron que desde hace dos meses el alcalde Julio Cesar Ángeles Mendoza les prometió que tendrían agua de forma continua, sin embargo a decir de los afectados esta promesa nunca se cumplió, “primero nos tandeaban agua tres veces al día, y ahora es 3 horas  al semana y cuando hay puente vacacional como el del 20 de noviembre, nos quedamos toda la semana sin agua”, señaló  Gabriela Ledezma vecina del lugar.

La mujer  en entrevista para Punto por Punto  explicó que Julio Cesar Ángeles Mendoza en su primer periodo como alcalde de Atotonilco de Tula, les prometió que no padecerían por la falta de agua potable, ahora nuevamente como presidente municipal les hizo la misma promesa, la cual nunca se cumplió.

Los afectados como medida de presión, optaron por salir a las calles a manifestarse, “no tenemos agua, la escuela primaria tampoco tienen agua, son más de 200 niños que estudian ahí y los baños son un foco de infección y al presidente no le importa eso”, dijo la mujer.

“Mi privada es Cobalto, es en la parte alta del fraccionamiento, somos de las casa que prácticamente nunca tenemos agua y nos bombean el agua 3 horas a la semana, pero a nosotros nos llega máximo unos 40 minutos a la semana”, dijo Pilar Ana Lilia Aguilar Tovar, vecina  de dicha fraccionamiento

Los afectados explicaron que a pesar de que no cuentan con el servicio de agua potable, el recibo llega puntualmente y en caso de retrasarse en los pagos, les cobran recargos.

Los manifestantes exigieron la presencia del alcalde en el lugar del bloqueo, pero solo les envió una patrulla ya que Julio Cesar  estaba ocupado, “está en otros asuntos más importantes, si quieren platicar  con él tienen que ir a la presidencia”, señalaron los policías que pedían retirar el bloqueo carretero.

Finalmente los manifestantes acudieron a la alcaldía para dialogar con el edil, el cual les explicó que el pozo de agua potable no es suficiente para las más de mil viviendas de ese fraccionamiento, por ello se iniciaría la solicitud a través  del gobierno estatal para edificar otro pozo para el abastecimiento del vital líquido en la zona.

Sin embargo el alcalde, en esta nueva promesa no dio fecha para atender el problema, y solo envió pipas con agua para llenar los tinacos de la zona.

“Pues por hoy ya tenemos agua, mañana quien sabe que va a pasar, la respuesta del presidente no nos convence, porque la construcción de otro pozo puede tardar años”, indicó Pilar Ana Lilia.

Esta es la segunda manifestación en  menos de una semana en contra del alcalde, hace unos días vecinos de la colonia Los Martínez, también bloquearon una calle para exigir el cumplimiento de promesas del presidente municipal, como son pavimentación de calles, servicio de recolección de basura, alumbrado público y el servicio continuo de agua potable,  en ambos casos los vecinos  dijeron estar molestos con la gestión de Julio Cesar Ángeles, quien cada día los pobladores le recriminan la falta de trabajo de él y sus funcionarios.

Comentarios

comentarios