A por lo menos 840 millones de pesos, se eleva hasta el momento la falta de comprobación de recursos públicos, en los que se encuentran relacionados al menos trece ayuntamientos y tres secretarias de estado de la pasada administración, informó el encargado de despacho de la Procuraduría General de Justicia del Estado, Santiago Nieto Castillo. 

De acuerdo con el funcionario, en apenas tres semanas de la actual administración, ya se tiene detectada una red de defraudación que involucra hasta el momento a 13 municipios, además de señalar que pudiera ser mayor el número de alcaldías que cometieron triangulación de recursos a través de empresas fantasmas, entre ellas, Nopala, Huautla, Yahualica, Tlahuelilpan, Pisaflores y Epazoyucan; tan solo entre estos municipios alcanzan una defraudación de 200 millones de pesos. 

Manifestó, que este  desvío se amplió a 500 millones de pesos, y posteriormente se encontraron dijo, “un par de contratos muy raros”, por alrededor de 200 millones y uno más de 140 millones de pesos por lo que se dio continuidad a las investigaciones que involucran cada vez a más demarcaciones.
Al respecto, reveló que de forma directa se realizaron triangulaciones con empresas ubicadas en inmuebles que aseguró, no dan la característica para poder generar un contrato de esta magnitud por lo que se realizaron las diligencias respectivas que han dado como resultado que se trata de actos ilícitos que tendrán que ser sancionados.
Nieto Castillo, añadió que el modelo utilizado para la estafa hidalguense es similar al que se generó durante el gobierno federal de Enrique Peña Nieto,  donde surgió la operación Zafiro  en Veracruz que fue encaminada a financiar las campañas priistas, posteriormente vino la estafa maestra y luego la viuda negra.
Precisó que,  en todos estos casos incluido el de Hidalgo se trata de creación de empresas fachada para lograr contrataciones gubernamentales, de lo cual para Hidalgo  explicó que están involucradas 13 presidencias municipales y la Secretaría de Obras Públicas, así como la Contraloría, mientras que ya se encuentra en investigación una tercera que es la Secretaría de Salud, sin embargo aquí faltan elementos para aterrizar bien alguna denuncia.

Comentarios

comentarios