La Fiscalía General de la República (FGR), a través de la Fiscalía Especializada en materia de Delincuencia Organizada (FEMDO), y en coordinación con diversas autoridades federales, llevó a cabo tres eventos de incineración de narcóticos en enero de este año en los Estados de Baja California Sur, Chiapas y Nayarit, en los cuales se destruyeron más de dos toneladas y media de clorhidrato de cocaína, clorhidrato de metanfetamina y marihuana.
Del total, en su gran mayoría fue clorhidrato de cocaína con dos toneladas 601 kilos 344 gramos 800 miligramos; además, 36 gramos 700 miligramos de clorhidrato de metanfetamina y 777 gramos 600 miligramos de MDMA-éxtasis.
Los eventos se llevaron a cabo en instalaciones acondicionadas para tales efectos, con el apoyo institucional de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y de la Secretaría de Marina-Armada de México (SEMAR), con la supervisión del Órgano Interno de Control (OIC) de esta institución para dar certeza del tipo y peso de narcóticos; y psicotrópicos.
Asimismo, se contó con la participación de elementos de la Policía Federal Ministerial (PFM) y peritos especializados en materias de química forense, fotografía y video de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

Comentarios

comentarios