Magdalena García Martínez, acudió a la zona cero a dejar flores en las cruces donde quedaron los restos de su esposo, hijo y de un yerno, los cuales fueron alcanzados por el fuego el día de la explosión el 18 de enero del 2019.

“Estoy saliendo sola con mis hijos, y con mis nietos, decirle al gobierno federal que cumpla con lo que prometió, nosotros como afectados no hemos recibido nada”, indicó la mujer.

En el año 2019, el gobierno federal anunció la construcción de un memorial, y diversos apoyos para las familias y los casi 200 huérfanos que dejó la  tragedia, sin embargo nada de esto ha sido cumplido dicen.

“Hago un llamado a las autoridades municipales, estatales y federales, para que volteen a ver a nuestro municipio, un municipio que quedó marcado para la historia con una desgracia tan grande”, señaló Alicia Zacarias Serrano familiar de las víctimas.

Por su parte del edil José Alfredo Díaz Moreno, pidió al gobierno de Andrés Manuel López Obrador el apoyo para “que a las familias de las victimas les permitan seguir perteneciendo al programa federal de opciones productivas, ya que solo 10 familias son beneficiadas de más de 64 que son de Tlahuelilpan”, indicó

La explosión en el ducto Tula -Tuxpan se registró el 18 de enero del 2019, minutos antes de las 19:00 horas, dejando en el lugar 69 muertos y otros 68 que murieron en hospitales, esta tragedia dejó 194 niños huérfanos.

Comentarios

comentarios