La diputada María Luisa Pérez Perusquía, coordinadora del Grupo Legislativo del PRI (GLPRI) en el congreso local, exhortó a las y los integrantes de los 84 concejos municipales interinos para que se continúe y no se suspenda el servicio municipal de limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos, y así cumplir con las normas oficiales mexicanas (NOM) y normas mexicanas (NMX) en la materia.

Pérez Perusquía explicó ante el Pleno de la LXIV Legislatura que “el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente destaca que durante el actual brote de coronavirus COVID-19 se produce una gran cantidad de desechos como guantes, mascarillas o materiales de protección infectados, entre otros, por lo que el manejo seguro de esos desechos biomédicos y sanitarios es esencial para la salud comunitaria y la integridad del medio ambiente”.

Por el contrario, aseguró, “el manejo incorrecto de tal volumen de productos puede llegar a ocasionar “un efecto de rebote”, tanto en la salud de las personas como al medio ambiente, y de ahí la vital importancia sobre su gestión y disposición final, de forma segura, como parte de una respuesta de emergencia efectiva”.

La legisladora priista expuso que “el mal manejo de estos residuos, ha sido la principal causa de los grandes problemas de contaminación y de salud pública, la mayoría de los expertos concluye que se debe a la falta en el cumplimiento de los protocolos, ya que las entidades públicas y privadas, no cuentan con un procedimiento adecuado para la manipulación y disposición final de los residuos sólidos y líquidos siendo estos vertidos al sistema de alcantarillado y las partículas y gases son suspendidos en el aire”.

“La basura que a diario genera cada habitante en el país creció 10.8 por ciento en los últimos ocho años, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales SEMARNAT, según el Diagnóstico Básico para la Gestión Integral de los Residuos en 2020, los mexicanos generamos 0.944 kilogramos por habitante al día”, precisó Pérez Perusquía.

Según información del INEGI, apuntó la coordinadora del GLPRI, “Hidalgo genera diariamente alrededor de 1,800 toneladas de Residuos Sólidos Urbanos, principalmente en Pachuca, Tula, Tulancingo y Mineral de la Reforma, municipios que generan casi el 40% del total estatal”.

“El buen manejo de los residuos sólidos es responsabilidad de todos, sin embargo, por mandato constitucional corresponde a los municipios la limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos, pero a pesar de esta responsabilidad, las autoridades municipales suelen carecer de conocimiento sobre las técnicas del manejo de los residuos sólidos, lo que les impide tomar decisiones acertadas para desarrollar mejores sistemas de prevención y gestión Integral de los residuos”, explicó.

Pérez Perusquía precisó que “ante la reciente designación de los Concejos Municipales interinos, son ellos quienes ahora tienen la responsabilidad de continuar con la recolección y manejo de residuos sólidos, puesto que el cambio de administración no significa apartarse de esas obligaciones, sino, por el contrario, son servicios básicos con los cuales la ciudadanía hidalguense debe de contar para la prevención de la salud y cuidado del medio ambiente”.

En consecuencia, puntualizó, “cuando se designó a los integrantes de los Consejos Municipales Interinos se les dotó de las mismas facultades de los ayuntamientos, por lo que la lógica legal sería que estos son los responsables de atender sin menoscabo, de manera puntual e inmediata el problema de recolección de basura, lo cual contribuirá al bienestar general, a la salud pública y a favorecer la prevención de la contaminación ambiental” finalizó.

Comentarios

comentarios