Debido a la falta de seguridad en la entrega de las vacunas contra el Covid-19 en el país, es probable que tardará al menos un año más para que los habitantes del estado reciban el inmunizante, aseguró el delegado de Programas Sociales del Gobierno Federal en la entidad Abraham Mendoza Zenteno.

De acuerdo con el funcionario federal, hasta el momento el país está prácticamente sujeto a la manera en que se realice la entrega del antígeno y que este sea distribuido a las diferentes entidades federativas lo que de alguna manera se ha reflejado en un retraso involuntario del gobierno federal de acuerdo a lo que se había establecido al momento de realizar la compra de las vacunas. 

El delegado manifestó: “El suministro del antígeno ha retrasado el programa de vacunación que se tenía, incluso el de adultos mayores que se tenía previsto culminar en marzo,  el retraso que hubo originó que los más de 350 mil adultos mayores se han terminados de inocular en abril del año en curso”. 

De igual manera  refirió que, al ritmo actual y en caso de que este se mantenga así hasta la entrega de todas las dosis solicitadas, se calcula que tardará todavía un año para que toda la población que recibirá la vacuna pueda ser inmunizada, en tanto dijo que se espera para esta semana se cuente con las vacunas de primera y segunda dosis para el personal de salud de todo el estado.

Señaló también que, la segunda dosis aún  no ha sido aplicada a una parte del personal, lo cual sucederá de acuerdo a lo programado a partir de este martes, además de que  también están  pendientes 4,955 dosis para trabajadores de la salud qué están en atención a pacientes Covid-19 pero no en hospitales Covid, los cuales recibirán la primera aplicación.
En ese sentido,  Mendoza Zenteno agrego que para este martes se tiene prevista la llegada de  otro paquete de al menos mil 945 vacunas más  para segunda dosis, 4,955 de primera dosis y dos mil 715 para adultos mayores, además de referir que en el caso de los adultos mayores se han aplicado en los municipios de Huejutla, Villa de Tezontepec y Atlapexco y un remanente de alrededor de 300 dosis fueron llevadas al municipio de Tolcayuca para ser aplicadas a los adultos mayores.

Comentarios

comentarios