“Es un problema interno, ojalá y se resuelva”, así los señaló el Presidente de México Andrés Manuel López Obrador al atender a cooperativistas de la planta de Cruz Azul que lo interceptaron este sábado en la entrada de la refinería de Tula.

López Obrador acudió a Hidalgo a supervisar el avance de la planta coquizadora, obra federal en donde se invierten 2 mil 500 millones de dólares.

Los cooperativistas de Tula le pidieron al Presidente su intervención, ya que desde hace 51 días están sin energía eléctrica debido a que la CFE le cortó el suministro a petición de un grupo de disidentes.

“Hay un grupo de la misma planta que pidió que se desconectara –la electricidad-, es un problema interno, ojalá y se resuelva”, les respondió a los cooperativitas el Presidente de México.

López obrador en entrevista con  medios de comunicación negó que el problema de la energía eléctrica sea un asunto de CFE.

“Es un asunto interno, un juez emitió un fallo y le impide a la Comisión Federal el abasto de energía, es un asunto legal que se tiene entre cooperativistas, ojalá se resuelva, se concilie, le he pedido al Gobernador Julio Menchaca que nos ayude conciliando, buscando un acuerdo por que se afectan a los trabajadores y también a la región, los de arriba no se afectan, ellos son los que causan el problema”, dijo. 

Comentarios

comentarios