Enfrentamiento estéril

Los recursos de participaciones municipales por 750 millones de pesos que se reservaron para  64 municipios, tiene en el fondo su  aprovechamiento para impulsar  las candidaturas a presidencias municipales de algunos de los actuales diputados de Movimiento de Regeneración Nacional  (MORENA) y que particularmente,  pertenecen al llamado grupo Universidad comandado por Gerardo Sosa.

Desde la llegada al congreso local, el grupo parlamentario mayoritario tiene sedes alternas de negociación y trabajo fuera de las oficinas de la sede del actual poder legislativo, las primeras fueron en el centro de Convenciones de la Universidad Autónoma del estado y las segundas en la actual sede de la delegación estatal de Programas para el Desarrollo  del Gobierno Federal, ahí se diseñan los planes de acción, mecanismos, proyectos y se reciben las visitas eventuales  del presidente del patronato Universitario o personeros con instrucciones precisas.

Fueron en esas reuniones en diciembre pasado, donde se trabó el acuerdo para destinar los 750 millones  del capítulo XVII destinado a infraestructura  para municipios con condiciones de pobreza, seleccionaron los proyectos afines, delimitaron territorialmente con fines políticos-electorales la manera de aprovecharse y una vez definido, los integraron al paquete presupuestal sin mayor consenso ni unanimidad.

En efecto,  como dice el coordinador de la Junta de Gobierno Ricardo Baptista,  no hay una bolsa de 750 millones, pues ya fue repartida, y afirma que es el gobierno del estado el que tiene la facultad de entregarlos y no el congreso y así es en la práctica, con la salvedad que esto será en los términos que el Grupo Universidad  y sus diputados lo establecieron y votaron.

Por eso cuando se hicieron las revisiones y quedaron en evidencia, vinieron las reacciones de los diputados sosistas que, mediante desplegados,  lanzaron acusaciones con poco sustento y que de paso debilitaron a quien se había convertido en un interlocutor serio no del poder legislativo sino del mismo gobierno federal, su coordinador Ricardo Baptista y ese será el principal y más caro costo político del enfrentamiento que hoy se tiene.

De mi tintero… Las líneas de investigación de la Procuraduría del estado, en torno al asesinato de Gerardo sosa Cravioto,  hijo del presidente del Patronato Universitario, son tan variadas como disímbolas y  van desde el intento de secuestro hasta la confusión con otro integrante de la familia, sin descartar la actividad política de su padre, claro,  todas sin mucho trabajo profesional, ni evidencia, sólo suposiciones…El secretario del Medio Ambiente Benjamín Rico,  dejó dos cosas claras con su ambiciosa campaña “Sin Bolsas Sin Popote”, la primera es un compromiso real y serio desde la política pública con el medio ambiente, con metas claras que de conseguirse, ganarán el reconocimiento de los principales grupos ecologistas del país y la otra,  el consenso político de todas las corrientes en torno a su iniciativa.

Comentarios

comentarios