En época vacacional accidentes pueden incrementarse entre 5 y 10 por ciento

Durante los periodos vacacionales, después de las muertes por lesiones causadas por accidentes de tránsito, los ahogamientos constituyen otra causa de fallecimientos accidentales y, de acuerdo con estimaciones del Consejo Estatal para la Prevención de Accidentes (COEPRA), durante los periodos vacacionales este tipo de sucesos se incrementan entre 5 y 10 por ciento principalmente en playas sin vigilancia, por lo que la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH), hace un llamado a padres de familia para extremar precauciones.

De acuerdo a la Coordinadora Estatal de Accidentes de la SSH, Maribel Vite Reyes, entre algunas recomendaciones se encuentran: nadar siempre en zonas vigiladas por autoridades y estar alerta a indicaciones, asimismo, los padres y madres deben conocer las disposiciones de seguridad dispuestas en las playas, como banderas, además de mantener en constante vigilancia y colocar flotadores o chalecos salvavidas a menores.

En el hogar se sugiere mantener cerrados tinacos, pozos, piletas, contenedores o depósitos de agua; en el caso de cisternas asegurarlas con tapa metálica y candado u otro mecanismo que imposibilite su apertura por parte de algún menor.

Los ahogamientos en niños pequeños también pueden suceder en bañeras e incluso, en cubetas, por este motivo los menores siempre deben estar al cuidado de un mayor que supervise sus juegos. Además, las albercas de plástico, las cubetas y tambos en los patios y terrazas se deben vaciar después de utilizarse.

En lo que se refiere a ríos, lagos o lagunas, se debe nadar sólo en partes bajas sin flujo de corriente y de manera indispensable con vigilancia de un adulto, así como atender todas las indicaciones y señalamientos que alerten sobre algún riesgo.

En todos los casos es recomendable que los menores nunca naden solos, pues en caso de peligro o desmayo es necesario que alguien los auxilie de manera oportuna.

Finalmente, los especialistas de la SSH Y COEPRA, indicaron la importancia de evitar lanzarse al agua en lugares donde se desconozca la profundidad, pues ello puede generar lesiones de gravedad en la columna vertebral y que, en ocasiones, podrían derivar en parálisis permanente.

Comentarios

comentarios