Al menos 14 policías estatales murieron este lunes tras ser emboscados por un grupo armado en el municipio de Aguililla, Michoacán. La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPyC) del gobierno federal condenó el ataque a través de Twitter y confirmó la muerte de los agentes.

“Nos encontramos en comunicación y ponemos a disposición del gobierno del estado todos nuestros recursos humanos y tecnológicos para dar con los agresores y llevarlos ante la justicia”, escribió la dependencia a cargo de Alfonso Durazo.

De acuerdo con el secretario de Seguridad Pública de Michoacán, Israel Patrón Reyes, los elementos cumplimentaban un mandato judicial en el municipio, y alrededor de las 8 de la mañana a la altura de la comunidad El Aguaje, sujetos fuertemente armados a bordo de varias camionetas blindadas atacaron a los policías desde diferentes puntos.

Trasciende que los agresores también incendiaron varias patrullas sobre la carretera Buenavista – Aguililla.

El ataque presuntamente habría sido orquestado por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), ya que en el lugar de la emboscada fueron encontrados mensajes firmados por este grupo criminal.

En rueda de prensa el gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, aseguró que “no habrá impunidad”, contra los responsables de la agresión  no obstante optó por no detallar la cifra de oficiales muertos y señaló que investigaran a los elementos de la policía municipal de Aguililla.

Asimismo el gobernador reprochó que dicho municipio no ha querido firmar el convenio de colaboración con el gobierno del estado en materia de seguridad.

En la zona se mantienen  un fuerte operativo desplegado por elementos del Ejército Mexicano y policías federales.

Michoacán es un estado golpeado por la presencia de diversas organizaciones criminales, cuya presencia provocó el surgimiento de grupos de autodefensa hace seis años.

El 30 de agosto, un enfrentamiento entre dos grupos armados dejó nueve muertos y 11 heridos en el poblado de Tepalcatepec, a 75 kilómetros de Aguililla. En ese mismo mes, fueron hallados los cuerpos de 19 personas en la ciudad de Uruapan, en el centro del estado.

El gobierno lanzó a finales de 2006 una polémica ofensiva militar contra el crimen organizado que es señalada por especialistas y defensores de los derechos humanos como una de las principales causas del incremento de la violencia en México.

Según cifras oficiales, desde entonces se han registrado más de 250,000 asesinatos, aunque no se detalla cuántos casos están ligados al combate contra el crimen.

Comentarios

comentarios