En un hecho histórico, la ministra Norma Lucía Piña Hernández se convirtió en la primera mujer presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) y representará al Poder Judicial Federal hasta el 31 de diciembre de 2026.

Después de tres rondas de votación, Piña Hernández obtuvo seis votos contra cinco de su más cercano competidor, el ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, quien se jugó su última carta para ser presidente, ya que no tendrá otra oportunidad, debido al tiempo que le resta en su encargo, el cual culmina en 2027.

Piña Hernández llegó a la Corte en 2015 a propuesta del entonces presidente de la República, Enrique Peña Nieto. Es una de los pocos integrantes del Pleno que proviene de carrera judicial.

En su primer mensaje como presidenta de la Corte, visiblemente emocionada la ministra presidenta dijo que su elección no es un triunfo ni una victoria, sino que es resultado de la mayoría de sus compañeros.

«Ni victoriosa ni triunfante me dirijo a ustedes, honrada, comprometida a representar al Poder Judicial de la Federación», expresó al rendir protesta como nueva ministra presidenta de la SCN.

Norma Piña llega al puesto después de cuatro años de la presidencia de Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, quien, al rendir su último informe en el cargo, aseguró que la institución actuó con independencia y autonomía durante su administración.

Norma Lucía Piña Hernández, nació en la Ciudad de México en 1959; cursó la licenciatura en Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cuenta con una especialidad en Comunicación y Psicología Social por el Instituto Nacional de Ciencia de Comunicación en Madrid, España, también tiene una especialidad en Derecho Penal por la Universidad Panamericana y Derecho Constitucional y Administrativa por la máxima casa de estudios en el territorio mexicano.

Entre 1992 y 1998 Piña Hernández fue secretaria de Estudio y Cuenta en la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), posteriormente pasó a ser juez en el Juzgado Tercero de Distrito en el Estado de México y para el año 2000 fungió como jueza en el Quinto de Distrito en Materia Administrativa del Distrito Federal.

En el 2004 fue designada como Magistrada de Circuito, desempeñándose en el Vigésimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito. El 10 de diciembre del 2015 reemplazó a Olga Sánchez Cordero como ministra en la Suprema Corte de la Nación, convirtiéndose en la duodécima mujer en desempeñar este cargo al interior de la Corte.

Comentarios

comentarios